Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 7 de octubre de 2008

“Sin Estrella…”

-


Después de haber imaginado algunas de las variantes que se podrían lograr juntando las camas, echando a vuelo la imaginación volvimos a aterrizar con temas respecto a lo que acabábamos de vivir.
Uno de los varones les pidió a las chicas que expresaran su sentir respecto a recién haber realizado un DP. Ambas coincidieron que era de lo más excitante, que una vez que lo has probado quisieras volverlo a hacer relativamente pronto. Cuando una de ellas dijo esto último, uno de los varones la interpeló repitiendo esa penúltima palabra a manera de interrogante, “¿Pronto?”… Ella, quizá Perla, le respondió que sí, que a pesar de lo rico que se sentía, de todos modos se requería de un par de días de descanso porque los agujeros terminaban punzando. La otra agregó que podría tener sexo vaginal o anal, al día siguiente, o incluso un poco más tarde pero que la DP “se cocinaba aparte”, que requería de más tiempo de “preparación”.
Los varones siguieron cuestionándolas respecto al tema. Ellas mencionaron algo que se me grabó y que puede ser de mucha ayuda para cada mujer que quisiera pasar por una experiencia similar: Cuando un hombre te penetra por la vagina y respiras profundo, toda la presión de las contracciones musculares recae en el ano. Cuando la penetración es anal, dicha presión se traslada a la vagina. Es algo de lo cual no nos concientizamos al estar recibiendo hombre pero, cuando se trata de una doble penetración, al respirar se crea presión en ambos agujeros y duele, precisamente en los mencionados orificios. Ambas amigas coincidieron que para evitar al máximo este dolor que no te deja respirar, lo mejor es no enconcharse, no encorvar la espalda, sino estirarte lo más que puedas y sumir el estómago como tratando de evitar que los órganos y músculos debajo del mismo se expandan. Mientras ellas decían lo anterior, yo las veía con admiración. La admiración que se tiene por alguien que ha hecho y sabe hacer bien algo que tú ni siquiera has intentado. También pensaba que era un consejo de oro que algún día me podría ser de extrema utilidad.
Después regresaron al tema de que todas habíamos sido cogidas por todos los hombres. Les dijimos que cada una estaba consciente de haber estado con todos los varones, etc. Entonces yo dije que para mí era mejor de a uno por uno, tal como me lo habían hecho. Todos guardar silencio hasta que de repente, empezaron a asentir con la cabeza y a encoger los hombros como dando a entender que ya sabían mis gustos. Luego Ross respondió que prefería las DP’s porque la sensación era mucho más intensa, que se multiplicaba muchas veces en relación a una pira como la que yo había recibido. “Al cuadrado”, la interpeló alguien, para luego seguir un “Al cubo”, etc.
Luego alguien sugirió que hicieran “La Estrella”. Esta consiste en que todos los participantes se acuesten sobre su costado, coloquen la cabeza entre los muslos de la siguiente persona y le empiecen a hacer oral. Así pues tú le haces oral a alguien, mientras otra persona, que a su vez tiene la cabeza entre tus piernas, te lo hace a ti. El problema fue que para hacer “La Estrella”, también llamada “La Rueda de carreta”, se requiere que haya una cantidad idéntica de personas, yanto de un sexo, como del otro. O cuando menos que el número de mujeres sea mayor que el de los varones y, que éstas no se opongan a la posibilidad de que les toque mamar a otra mujer o lo opuesto, o ambas cosas. Por lo tanto, la idea se desechó.
Para terminar, al intentar levantarme de la cama para despedirme, me pidieron que me volviera a poner en cuatro, esta vez para que todos me hicieran analingus y quizá, un poco de cunnilingus. Esta siempre será una oferta extremadamente tentadora para mí, y raras veces la habré rechazado pero, en esa ocasión me sentía ya muy agotada, sin fuerza y sin ya muchos deseos, así que les tuve que decir que a la próxima empezaríamos con eso, “que se los debía”.
No les quedó más remedio que aceptar mi declinación, me levanté de la cama, mientras todos quedaron en sus lugares, me bañé y me fui…



-

1 Comentarios:

  • A la/s octubre 07, 2008 11:50 p. m., Blogger Baplun dijo...

    La verdad que lo que mas me extraño fue ver tu estado de cansancio, uao, debe haber estado primero muy aburrida o de verdad cansada.

    La verdad es que la mente viaja e imagina cosas, cuando no tiene el cuerpo ocupado haciando algo, cierto. ja

    Te quiero mucho, mi niña linda. Bye

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal