Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

viernes, 9 de noviembre de 2007

Decisión difícil, pero había que tomarla...

-


Mientras me vestía estaba inquieta y dudando si Tontón me haría una mala jugada, presentía que en mi oficio es fácil que roben a las mujeres, así que lo pensaba. Abrí la puerta buscando la patética figura de mi cliente, en realidad no lo era tanto pero me causaba temor y náusea el viejo tan feo, desaliñado y desagradable con apariencia sucia, vi que atendía un cliente y que había dos más que no esperaban nada, solo estaban ahí, no salí hasta que Tontón se deshizo de su cliente y volteó a verme, me dijo que me acercara y en voz baja comento que no me preocupara por ellos y que podrían ser mis clientes mas adelante, le dije que me iba y me preguntó si quería mi dinero, le respondí abriendo los brazos hacia arriba, mi respuesta era tan obvia que la pregunta sobraba, mi corazón palpito por temor de que me hiciera una marrullería, saqué las fichas del hotel y le dije que además eran dos servicios mas, el de su amigo y el de él, me vio con sorpresa, no esperaba que fuera firme al pedir lo que me corresp0ndía ni que llevara tan bien mis cuentas, nunca sabré si pensó en hacerme una maldad pero me recordó que él pagaba la mitad, acepté y me pagó, con buena cara nos despedimos y preguntó si regresaría al día siguiente, le respondí que si.

Con el sol en la cara salí pensando tres cosas, la primera era buscar a Ross para avisarle que me iba y concertar una cita para intercambiar impresiones, la segunda era ir con Don Abarroto y recoger lo que me guardaba, y la tercera era poner en la balanza pros y contras de trabajar en la placita o con la señora, protegiéndome del sol crucé la calle y pregunté por mi amiga, me dijeron que se había ocupado pero que no tardaría en volver, mientras llegaba fui con Don Abarroto y pensé en no regresar a la banca, mejor iría a mi casa pero recapacité, por ser mi primer día debía despedirme y agradecerle a Ross. Llegué con Don Abarroto y se le iluminó la cara, me acerqué y le pedí que me diera mis cosas porque me retiraba, me pidió que lo siguiera al patiecito y me desabrocho el pantalón, me bajo el calzón diciéndome que quería ver mis pelos, comenzó a enroscarlos y a jugar con ellos, me puso un dedo en los labios y por supuesto se lo llevó a la nariz, cuando lo olió me dijo que andaba muy limpia a pesar de que había “trabajado”, no le respondí, pero pensé que cómo era posible que me hiciera eso si tenía poco de haber estado con nosotras, cualquiera sabe que cuando el hombre eyacula no le quedan ganas por un rato largo, sin embargo algunos sin deseo procuran hacer cosas como las que este me hacia, todavía no comprendo a los hombres, cuando termino me recordó que el teléfono estaba a mi disposición y que podía dar el numero a mis clientes y él me daría los recados, también puso su local a mi disposición. Cuando volvimos al mostrador me pidió que simulara ver los productos y que no me moviera, lo hice y comenzó a sobarme las nalgas apretando una y luego la otra y pasando su dedo por la costura del pantalón, no me importó porque Ross me había advertido que así sería pero su servicio sería de utilidad teniendo un intercambio con él.

Tomé camino a la plaza y vi que aun no llegaba Ross, pero ya cerca descubrí su escultural y compacta silueta, me dio gusto, así no tendría que esperarla, quedamos de vernos más tarde y de regreso a mi casa analice que me convenía más, si la placita o la señora, me encontraba en una encrucijada…



-

8 Comentarios:

  • A la/s noviembre 09, 2007 6:35 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Tina, que alegria ver que continuas con tus narrativas, es un inmenso placer leerte.

    Por otro lado te dire sobre lo que explicas en este post y es buena idea colocar en una balanza la situacion que tuviste en ese momento, por lo que he podido ver, en ambos lugares te va bien, pero en la placita existe la diferencia de que son muchos los clientes y en lugares diferentes, pienso que la prteccion es algo importante y mas es este tipo de trabajo, aunque se que a ti seria muy dificil hacerte algo malo o ir con malas intenciones.

    Mi niña, cuidate mucho, bye..

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 8:16 a. m., Anonymous Sassy_1 dijo...

    Todavía no sé sabe que hiciste, pero sí creo que donde la Señora había más seguridad y privacidad

    ¡Saludos Tina!

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 8:55 a. m., Blogger Tamujin dijo...

    Hasta ahora la parte de la placita me ha parecido que te dejaba en una situacion vulnerable. Por otro lado la parte de la Señora me parecia mas comoda.

    Si la cantidad de dinero que obtenias en uno u otro lugar era diferente, entonces si que has de haber tenido que tomar una dificil decision.

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 9:43 a. m., Anonymous novicia dijo...

    pues parece que estabas medio desilucionada, digo, quien no se le bajarían los ánimos después de estar con un personaje como tontón,
    =(

    al leeer tu post, yo también me sentí en la encrucijada, espero hayas tomado la decisición correcta para ti.
    saludos y siempre es un placer leerte.

    Por cierto, estrañe tus post de la semana, pero el trabajo a veces abosorbe

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 10:55 a. m., Blogger ulisex-axel dijo...

    ps qien fuera tonton

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 12:34 p. m., Blogger Little devil dijo...

    Te he descubierto hoy....Excelente blog! Aquí tienes a otro seguidor!

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 1:59 p. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ si ke estaba algo dificil la situacion aki se la tienes ke dar a medio mundo y con la sra solo al hijo pero me imagino ke aki sacas mas saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s noviembre 09, 2007 7:23 p. m., Blogger Húsar dijo...

    tanto tiempo sin pasar a saludar, espero que todo marche bien!!!



    besos!

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal