Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

jueves, 8 de noviembre de 2007

Continuamos

-


Espero que a partir de mañana retome cabalmente la cronología y, ya que algunas personas me han dicho que han perdido un poco el hilo, he decidido publicar el último post antes de que empezara a ausentarme por motivos de trabajo.


*******************************************

Me levanté y se abrió la puerta, era Tontón que me dijo que su amigo había quedado contento conmigo, que me auguraba buen futuro en el oficio, me quedé callada, sabáa que la hora había llegado, no me puse nerviosa ni se lo mostré, no quería enviarle señales de aceptación o que viera o sintiera que hacerlo con él era más obligación que trabajo. Tontón era ignorante y sin educación, la mayoría de las personas así son poco sensibles y desconsideradas, así era Tontón, a pesar de mis mensajes de no aceptación no los captó nunca, me miraba de forma lasciva y libidinosa preguntándome sin rodeos si estaba enterada que él era parte “del trato” y que pagaría la mitad guardando mi dinero que me entregaría cuando me fuera, lo interrumpí, ya era tarde y tenía cosas que hacer, me preguntó que cosas y le dije que en mi casa no estaban acostumbrados a que pasara tanto tiempo fuera y extrañarían mi ausencia y no podía permitir que pasara, “bueno entonces quítate la ropa” me dijo, era una prueba que tenía que pasar y lo obedecí, el me daría mi dinero al final de la jornada y sería una pésima idea tenerlo de enemigo.

Cuando quedamos desnudos vi que su cuerpo era tan feo como su rostro, su piel oscura brillaba y mas su panza protuberante que al caer no dejaba ver su pene, saque el condón pero tomó mis hombros y acaricio mis nalgas, no le mostré ninguna reacción simplemente lo dejé, las apretó y yo en silencio sin oponer resistencia y sin mostrar aceptación, metió sus dedos y talló la línea que las divide, fijó las yemas en mi ano e intentó meter un dedo y no pude contener unos gemidos, ninguna hubiera podido, no penetró mi ano pero sí lo abrió haciéndome pujar y gemir más, quedó frente a mí, era bajito así que no tuvo que agacharse mucho para mamar mis senos, bajó la mano a mi pubis para meter un dedo entre los labios, a esas alturas ya no podía contener mis gemidos que ni siquiera deseaba, ese tipo de muestras femeninas encienden a los hombres, cuando me soltó tomé el condón y vi una imagen familiar, él olía su dedo, los hombres son predecibles y era de esperarse, ya ver eso no me sorprendía. Cuando regresé hacia él, ya tenía la verga muy parada, había hecho bien en dejarme dedear, gemir y pujar, así había acelerado el proceso. Tontón se acostó boca arriba y yo entre sus piernas, la tenia dura así que usé la técnica para parársela totalmente y acabar rápido, era de tamaño medio, una vez que le puse el condón agarré la base y se la apreté subiendo y bajando mi mano sin dejar el tallo, quedaba libre la cabeza y poquito más. Era suficiente para metérmela en la boca y succionar con fuerza, desde el principio gimió y a usó lenguaje sucio que lo excitaba más, los hombres saben de la ventaja de usar esas palabras con una puta sin problema, con otras mujeres mojigatas tienen que reprimirse matando el erotismo. Me pidió que detuviera y comprendí lo que quería, solté su verga y me puse boca arriba, seguía lubricada a pesar de haberme limpiado del cliente anterior, me penetró con cierta facilidad moviéndose bruscamente metiendo y sacando sin consideración mientras lamía mis senos y cuello, gotitas de su sudor caían sobre mi rostro y vientre facilitando que Tontón sintiera más erotismo, era un pistón que hacía que temblara mi cuerpo, lo único que veía eran mis senos y finalmente eyaculó con un grito espeluznante que retumbó en mis tímpanos, no me quedó más remedio que soportar y alejarme de su boca, quedó exhausto y casi dormido, sentía su panza sobre mi vientre, su cuerpo entre mis piernas y su pene deslizándose fuera de mí, tenia que hacerme a la idea que coger con Tontón sería casi cada vez que fuera a la placita, eran gajes del oficio y a donde fuera sería muy similar, pero el dinero ganado ahí era muy superior a lo que se gana en otro oficio. Se levantó y dijo que en el baño había un recipiente con agua, que me podía lavar porque no tenía regadera y que me esperaba para “hacer cuentas”, usé mucha agua y jabón muy intranquila, Tontón no me inspiraba confianza y pensé que tendría problemas de dinero con él, quizá me robaría...


-

4 Comentarios:

  • A la/s noviembre 08, 2007 7:00 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Mi niña, me alegro de que estes bien, por lo menos eso entiendo con esta publicacion que haces, aunque sea repetida, no importa, me parece nueva, la leo como si fuera un Deja Vu.

    Mi niña, cuidate, bye.

     
  • A la/s noviembre 08, 2007 10:36 a. m., Blogger juan rafael dijo...

    Hmmmm...¿Esto no lo has escrito antes?

     
  • A la/s noviembre 08, 2007 4:42 p. m., Blogger Solitude dijo...

    Hola Tina me da gusto que vuelvas a la blogosfera... se te extraña en este medio, pero se comprende por los motivos laborales, de todos modos esperamos la continuacion de la cronologia, bueno sin entrar en mas detalles que descanses para que entres con nuevos brios por aqui te esperamosss... dijo te leemos....

    Que descanses.

     
  • A la/s noviembre 08, 2007 8:41 p. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ bienvenida por estos lados mi estimada ando algo despistado ya ke mi servicio de internet se jodio un poco espero ponerme rapido alcorriente saludos desde cd del carmen

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal