Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

lunes, 19 de noviembre de 2007

"Algunas claves que ahí nacieron..."

-





Ross continuaba besándome en la boca con bastante fuerza para ser mujer, es decir los besos de mujer son mucho más suaves y tímidos que los de un hombre. El hombre pareciera que te quiere explorar toda la boca o succionarte el alma por la boca o algo así, mientras que la mujer es más pasiva. Sin embargo, como dije, Ross me estaba besando con pasión cuando, súbitamente, separó sus labios de los míos y profirió una exclamación parecida a un “ay” que más bien fue una exhalación, seguida por un movimiento brusco de su cabeza hacia atrás. Resultó que Don Sienes también le estaba picando el ano y a ella sí, le introdujo parte del dedo. Una vez que nuestras bocas se separaron, aunque nuestros pezones se toqueteaban, el cliente, sin quitar la yema de su dedo de mi ano, me besó el hombro derecho. Luego besó el izquierdo de Ross. Estuvo intercambiando de hombros por un momento hasta que sentí que la presión de la yema en mi esfínter desaparecía. Sacó sus dedos de en medio de mis nalgas para luego ir con todo contra Ross. Se interpuso entre ambas dándome la espalda, así que me moví un poco para que ambos me quedaran de perfil. Entonces Don Sienes, cubriendo prácticamente toda la vulva de Ross con su mano dijo, “No, no, vamos a hacer una cosa, que éste sea ‘Babe’…” y luego desapareciendo un dedo entre las nalgas de Ross continuó, “…Y que éste sea ‘Flautista’ (Otro de los tres cochinitos)” Refiriéndose al ano de mi amiga.
Ya había quedado establecido, Yo tenía a ‘Porky’ adelante y a ‘Práctico’, atrás, mientras que Ross tenía respectivamente a ‘Babe’ y a ‘Flautista’. De hecho, durante bastante tiempo los usamos como clave. Cuando Ross y yo mencionábamos a ‘Babe’, nos referíamos exclusivamente a sus genitales, por ejemplo, si hablábamos por teléfono y me comentaba que había tenido una sesión muy enérgica de sexo con un hombre, me decía que “‘Babe’ andaba rozado pero contento”, o si quería ir a hacer pipí decía cosas como “‘Babe’ quiere llorar” o si un hombre la había hecho que se mojara mucho me decía que “Ese hombre hizo llorar mucho a ‘Babe’”, o si en el momento que me lo decía estaba húmeda por alguna razón decía “’Babe’ está llorando mucho”, o si iba a tener sexo, “Le voy a dar de comer a ‘Babe’” etc. Por mi parte decía lo mismo, solamente sustituía a ‘Babe’ por ‘Porky’. En menor medida, también llegamos a mencionar a ‘Práctico’ y a ‘Flautista’. Eran buenas claves, ya que las podíamos usar por teléfono desde nuestras respectivas casas o en lugares públicos como restaurantes o cines, etc.
Estas claves las usamos por algún tiempo, incluso, cuando ella me proponía un trío o simplemente quería sexo conmigo sin más motivo que el placer, me decía cosas como “Hay alguien que quiere que ‘Porky’ y ‘Babe’ se saluden” o “‘Babe’ quiere saludar a ‘Porky’” o simplemente, “Vamos a hacer que ‘Porky’ y ‘Babe’ se den besitos”.
Continuando con el tema, el hombre comenzó a dedear a Ross, tanto su vulva como su ano. Ella comenzó a jadear, a jalar aire como si estuviera haciendo un ejercicio muy pesado y a gemir, con los ojos completamente cerrados. En ese momento recordé lo que había pensado antes, “Pobre pendejo, la está calentando mucho, parece que no sabe en las que se está metiendo”…


-

4 Comentarios:

  • A la/s noviembre 19, 2007 3:51 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Me parece muy sabia decisión, la de sustituir con nombres sus partes intimas, eso les permite hablar delante de quien sea, sin temor a nada, ya que, nunca pensaran de que se trata en realidad; Algunos hombres hacen lo mismo, pero con una diferencia, y es que deciden llamarle por el mismo apodo a sus parejas, me explico, le dicen "cielito" a todas sus compañeras, eso cuando tienen mas de una mujer al mismo tiempo y para no equivocarse cuando están con una, no temen en mencionar uno nombre que no es, o sea, siempre le dirán "cielito" y nunca le mencionan el nombre.

    Mi reina, los detalles que das en esta parte, sobre el encuentro entre Ross, Don sienes y tu, es fantástico, los detalles describen de manera precisa, rápida, concisa y aunque es breve pero nos permite ver de manera clara lo ocurrido en ese instante, inclusive hasta puede imaginarme hasta escuchar, los gemidos de Ross, es mas hasta los movimientos del cuerpo tuyo y el de Ross, en momentos que sentían satisfacción con algunas exploraciones hechas por Don sienes.

    Sobre los besos entre mujeres podría decirte que los he visto poco, de manera personal, pero no dejan de impresionarme, ya que las veces que los he visto, pues me han parecido hermosos, ya que la delicada de una mujer es tan hermosa, que inclusive a sabiendas de que están besando a otra mujer, la intensidad entre los mismo es diferente, pero su delicadeza es mayor, no se si es con la intención de transmitirte a la otra que desea ser tratada de igual manera y forma que ella lo hace.

    Dichoso Don Sienes, que tuvo la oportunidad de verte y tener a disposición a ti y a Ross,

    Mi niña, cuídate mucho, bye.

     
  • A la/s noviembre 19, 2007 3:54 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Tina, notaras mi ausencia por unos dias, pero sera por mis compromisos de trabajo que me hacen trasladar al interior del pais y el tiempo es muy medido y tambien la disponibilidad a la conexion al internet es poca.

    Te lo informo, pero de puedes estar segura de algo, y es que, cuando regrese me pondre al dia, de todos tus post.

    cuidate mucho mi reina bella, bye.

     
  • A la/s noviembre 19, 2007 9:56 a. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ buen relato de inicio de semana y siempre con un toke de gracia saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s noviembre 19, 2007 11:56 a. m., Blogger juan rafael dijo...

    Siempre me ha hecho gracia lo de dedear: es muy gráfico.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal