Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 22 de abril de 2008

“Buena como amiga, generosa como pareja...”

-



Ross me había dicho que como regreso con el grupo y en especial con PonchI, quería algo especial. No un “solo” de mí con él, ni siquiera un trío. Un cuarteto. Quería un cuarteto para hacer feliz a quien la hacía tan feliz. Cuando me lo dijo, no me opuse ni objeté. De cualquier modo, me sería un trabajo más fácil.
Llegó el día y ella, se comportó como toda una verdadera organizadora. Es más, diría que se comportó como las esposas que contratan alguna prostituta como regalo para el marido, llevando la voz cantante y pidiendo que se procure dar lo mejor de sí para que él sea feliz. En casos así, las esposas van por ti, te recogen en algún lugar estipulado de antemano y durante el trayecto al destino, te van diciendo por enésima vez lo que quieren que hagas y te dejes hacer. Tal como lo hizo Ross. PonchI le prestó el auto y nos recogió a Perla y a mí en un determinado lugar especificado de antemano. Para cuando yo llegué, ella ya se encontraba ahí, y a los pocos minutos arribó Perla. Durante el camino fue hablando. Se le oía literalmente, como ya mencioné, como esas esposas muy enamoradas que quieren darles ese regalazo súper especial a sus señores, y que quieren tener todo en orden por anticipado, sin dejar un detalle suelto.
Un poco antes de llegar a la meta del camino, insistí en preguntarle si no habría problema con ella en un futuro. Perla respingó, levantando la cabeza, y se unió a mi cuestionamiento. Al parecer, nuestra amiga, no había recapacitado mucho al respecto. Ross se limitó a decirnos que: “Va a haber problema si no me lo dejan bien contento y satisfecho”. Ya no insistí.
Llegamos al departamento de PonchI, y como siempre, nos recibió con mucho entusiasmo y amabilidad. Ya teníamos muy en claro la estrategia a seguir. PonchI nos abrazaría y besaría en la boca a cada una. Lo que no sabíamos era en que orden nos escogería. Así que después de los saludos, las tres callamos por un segundo o menos. Quedamos colocadas casi codo con codo y él, frente a nosotras. Ross en el medio y yo a su derecha. PonchI nos vio a las tres, luego volvió a verme a mí, me tomó de la mano y suavemente me jaló para sí. Di un paso o dos, quedé justo frente a él, con mis senos rozando su pecho y, rodeando mi cintura con sus manos, me jaló hasta que nuestros vientres se unieran y me plantó un beso bastante apasionado. Fue una sensación bastante extraña e interesante. Era la primera vez en mi vida, (de muchas), en que estaba con un hombre, “de otra mujer”, frente a dicha mujer. Era como poner los cuernos autorizadamente. Extraña sensación... Pero, excitante en verdad.
Le permití que penetrara toda mi boca y la recorriera de un lado a otro. Después de un par de recorridos, opuse algo de resistencia con la lengua, para después empujarla hacia su propio orificio y que la mía conquistara su boca. Después abrimos mucho nuestras bocas y las puntas de las lenguas declararon un empate donde se unían nuestros labios. Por una centésima de segundo, como un rayo, pasó por mi mente de nuevo, que este, era el hombre de Ross. Eso me excitó aún más. Así que cuando “declaramos el empate”, y nuestras bocas se retiraron, inmediatamente pensé en voltearme y pegarle el culo a su bajo vientre. Hice un ligerísimo intento pero al voltear, vi que mis dos amigas, en especial Perla, estaban esperando su turno. De haber estado sólo Ross y nosotros dos, lo hubiera hecho. Más tarde pensé que sería interesante ver la reacción de Ross ante una acción de mi parte de esa índole. Así que, me dije que cuando hiciéramos un trío, haría eso...y más.



-




Audio Podcast



-


Vota en la encuesta que se encuentra en la columna de la derecha. Te tomará menos de un minuto. Gracias.


-

13 Comentarios:

  • A la/s abril 22, 2008 4:32 a. m., Blogger Luna dijo...

    Hola Tina!
    Mira que me dejas con el ojo cuadrado con respecto a que hay esposas que regalan a sus esposos servicios de prostitutas,en verdad ,crei que era un mito eso,pero veo que desconosco muchas cosas de la vida.
    Nos deberias de narrar,si es que te pasó a ti un caso de estos.

    Saludos désde la árida Tijuana.

     
  • A la/s abril 22, 2008 11:59 a. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ en pocas palabras toda una organizadora tu amiga no dejo escapar los detalles saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s abril 22, 2008 1:56 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Yo solía visitar y comentar a menudo, pero tus respuestas me parecían tan obligadas y poco espontáneas, que ya no me sentí cómoda al comentar, a veces eran tan sólo opiniones que no requerían una respuesta. No he dejado de leerte y aún recomiendo tu blog... Pero tu devolver las visitas y comentar en los blogs de otros, que no te interesan, no me parecía tan amable, al contrario. Si voy a un blog es porque me interesa o me gusta lo que leo en él, o porque me simpatiza una persona, por cualquier razón... pero visitarlos por simple compromiso y comentar en posts, que no me tomo el tiempo de leer, no se me hace onda.

    Saludos, buena suerte y adelante con tu cronología, que aunque no comentamos, somos muchos los que te leemos y te seguimos casi desde el comienzo.

     
  • A la/s abril 22, 2008 1:57 p. m., Blogger Rabo de nube dijo...

    Es una excelente decisión...

     
  • A la/s abril 22, 2008 1:58 p. m., Blogger cciriaco dijo...

    Eres una puta, extrañamente de este planeta.

    Waoooo!!!! cuanto me gustan tus escritos, tenia mucho tiempo que no te escribia comentarios, pero siempre te leo, es como leer un libro, estoy siempre a la espera del proximo post.

     
  • A la/s abril 22, 2008 2:11 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Luna:
    No, no es un mito. Sí las hay y bastantes. Creo que lo que más molesta a una mujer, no es tanto que su esposo meta su pene en otra vagina que no sea la suya, sino que la engañe, que le vea la cara de tonta.
    Claro que voy a narrar situaciones así, llegado el momento. =) Tendré que especificar donde estaba yo y como es que me localizaban etc... Lo haré en su momento. =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s abril 22, 2008 2:13 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    jatecha:
    Muy buena organizadora, en verdad. =)
    Saludos hasta cd. del Carmen.


    -

     
  • A la/s abril 22, 2008 2:16 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Anónimo:
    Me parece más amable y educado contestar un comentario, aunque sea con un saludo que no hacerlo...
    Igualmente me parece ir a otros blogs a pagar la cortesía. Desafortunadamente, hace tiempo que no he podido hacerlo, precisamente por la falta de ídem. No por falta de ganas pero, o escribo y subo audio, o comento.
    Gracias por el apoyo.
    Saludos.



    -

     
  • A la/s abril 22, 2008 2:17 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Rabo de nube:
    Gracias por el comentario.
    Saludos.


    -

     
  • A la/s abril 22, 2008 2:18 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    cciriaco:
    Gracias por leerme y comentar. los comentarios retroalimentan este blog.
    Saludos.


    -

     
  • A la/s abril 22, 2008 5:56 p. m., Blogger FENIX dijo...

    Tina: si que ha de ser un regalo en verdad inolvidable, de verdadero amor el dejar al marido o a la mujer, que se experimente una experiencia de ese tipo. Lástima que aún no estemos preparados para ello, tal vez si olvidasemos el sentido de posesión...

    te dejo un saludo.

     
  • A la/s abril 22, 2008 6:17 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    FENIX:
    Sin duda, se requiere de un amplísimo criterio por parte de ambos en la pareja. Sin embargo, te he de decir, que he conocido hombres con esposas muy celosas y posesivas que les han dado regalos similares. El punto importante aquí es que ha de ser cuando ellas quieran y con su autorización, de otra manera lo consideran un gran engaño y pueden venirse problemas enormes.
    Saluditos.



    -

     
  • A la/s abril 23, 2008 7:31 p. m., Blogger Baplun dijo...

    Uao, no tengo palabras ante lo que he leido, la verdad es que ustedes son verdaderamente amigas, porque eso de permitir que una amiga este con su pareja y enfrente de ella, esta fuerte, pero tambien digo, que momento y que sensacion.

    Ofrezcome, hasta se me pusieron los pelos de gallina.

    Mi niña, cuidate mucho, bye.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal