Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 15 de abril de 2008

Tuvo Razón de Nuevo.

-


Recuerdo que ella, estando sentada me dio la espalda para sacar algo de su bolsa y se me ocurrió preguntarle: “Oye, ¿Y si PonchI tuviera otra vieja que se cogiera así como a ti?”. No terminé de plantearle bien la pregunta cuando se volteó como electrizada y mirándome a la cara como poseída me respondió: “¡Eso es otro pedo!” Por fin, mi amiga daba visos de tener uno de esos terribles defectos que tenemos prácticamente todos los seres humanos: Las bajas pasiones. Y en este caso, los celos. Le dolió el sólo hecho de pensar que PonchI tuviera alguna relación con otra mujer.
Y para cerrar el tema de esta conversación con Ross, diré que me acuerdo que nos estábamos levantando de nuestros asientos en silencio, recogiendo nuestras bolsas y yo, sólo de cabrona, dije al aire: “Y por el mero culo”. Ross, sin voltear a verme, incorporándose y sin darle importancia, con voz normal, denotando que su picardía no la abandonaba casi nunca me respondió: “Ni modo que por un ladito...”.
Hice lo que ella me sugirió: Comencé a pasar por las casas de ambos viejitos, casi siempre con éxito. Se convirtió en rutina. Mi amiga tenía razón. Poco a poco me fueron pidiendo que les hiciera oral a diario. Aunque ambos me pedían que no se los hiciera completo. V.G.T.1 me pedía mucho que le lamiera los testículos. Yo diría que casi el cincuenta por ciento del tiempo que le hacía oral, consistía en lamérselos. Mientras que con V.G.T.2 sí se la chupaba casi todo el tiempo. Le daba chupaditas suaves estirándosela y estirándole la cabecita. Cuando empezaba a sentir cierto endurecimiento, bajaba la intensidad o me detenía por completo.
V3 empezó a ir con frecuencia a casa de V.G.T.2 con la finalidad de que le diera “su mamila”, como diría mi loca amiga. Incluso llegaron a haber algunas ocasiones en que se reunían los tres en la casa de V.G.T.2 con ese propósito. Y una vez a la semana o dos, hacía lo que me había dicho ella: Les decía a ellos que no podía visitarlos por que necesitaba dinero con urgencia. Era cuando ellos me lo ofrecían, incluso más de lo que correspondía. Ya fuera con V.G.T.2 sólo o con cualquiera de sus amigos. Estaba funcionando el sistema. Incluso aprovechaba cuando andaba en mis días y no podía ir a trabajar, para pasar frente a sus casas y “sembraba para después cosechar”. Se me estaban dando las cosas y, otra vez, Ross tenía razón. Lo complicado no estaba ahí...




-


Audio Podcast


-

Por favor, vota en la encuesta que se encuentra en la columna de la derecha. Te tomará menos de un minuto. Gracias.


-

2 Comentarios:

  • A la/s abril 15, 2008 3:45 p. m., Blogger jatecha dijo...

    AJUA¡¡¡ MI ESTIMADA TINA YA ANDO POR AKI ESPERO PONERME LO MAS RAPIDO AL CORRIENTE EXTRAÑE MUCHO ESTEBLOG Y SOBRE TODO TUS HERMOSAS IMAGENES SEGUN MIS CALCULOS SOLO TENGO,UNA SEMANA DE DESCANSO OJALA PUEDA SACARLE PROVECHO SALUDO DESDE CD DEL CARMEN

     
  • A la/s abril 15, 2008 4:22 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    jatecha:
    Bienvenido de vuelta. Me da mucho gusto tenerte por acá de nuevo.
    Saludos.


    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal