Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

miércoles, 23 de abril de 2008

“A veces, ver es mas erótico que hacer...”

-



A pesar de que Ross se encontraba en medio, y por una distribución física, ella debería de seguir, PonchI se la brincó y atrajo para sí a Perla. La abrazó y comenzaron a besarse. Ella se encontraba dándome la espalda, así que, sólo pude ver como se meneaba su cabeza de un lado a otro. Súbitamente, la mano de PonchI empezó a recorrer el trasero de Perla, como reconociéndolo, nalga por nalga, hasta que por fin encontró la mitad diametral, el centro de su culo. Lugar donde clavó la mano por el resto del tiempo que la besó. Y, Ross encantada... Yo volteaba de vez en vez, de reojo para ver sus reacciones y mi loca amiga mantenía la sonrisa de aquella a quienes las cosas le están saliendo tal y como las había visualizado y programado de antemano. La sonrisa de la satisfacción.
PonchI y Perla, duraron más o menos el mismo tiempo que nuestro amigo duró conmigo. Su mano se regodeaba entre las nalgas de Perla, rascándole la línea que las divide, hundiéndole el calzón por debajo de la falda, casi levantándola en vilo. Poco faltó para eso.
Hasta ese momento, Ross había permanecido callada, únicamente sonriente. Entonces, PonchI soltó a Perla, quien regresó a su lugar. Aquel miró a Ross con ojos pícaros y ella le devolvió la mirada acrecentando su, ya de por sí, enorme sonrisa. Él extendió los brazos, como quien recibe a un ser amado que no ha visto por algún tiempo y, ella, sonrió aún más, incluso abriendo la boca, e inmediatamente se lanzó a los brazos de su hombre-cliente. Se besaron con mucha pasión. Eso sí lo puedo corroborar porque quedaron casi de perfil a mí. Sin embargo, se percibía esa pasión-cariño que se obtiene mezclando atracción física mutua con un sentimiento intenso, igualmente mutuo. Él la bamboleaba de un lado a otro, no únicamente se la estaba “agasajando”, como lo hizo con Perla y conmigo. Incluso, creo que por un momento, su abrazo fue tan enérgico que logró que ella despegara los pies del suelo.
Con un movimiento rápido, ella se volteó, quedando de espalda al pecho de PonchI y, doblándose un poquito, le repegó el culo a la entrepierna. La verdadera parte erótica entre ellos había comenzado...
La mano del cliente, comenzó a explorar un muslo de mi amiga. Colegí que la cosa se iba a poner mejor y me moví hasta quedar casi de frente a ella. Perla, a su vez, ya había hecho lo propio. Queríamos tener buenos lugares y no perder detalle del show.
Esa mano siguió subiendo. Subiéndole la falda a la cachonda de Ross. Llegó tan arriba que pudo encontrar el elástico de su calzón. Poco a poco fue metiendo la mano, hasta que, evidentemente, mi amiga comenzó a gimotear y a jadear. PonchI estaba dedeando a Ross frente a nosotras.
El lenguaje sucio no se dejó esperar. Frases como: “Que viscosita andas” y, “Ya me embarraste toda la mano”, por parte de él y: “Es tuya papi, esa panocha es tuya, papi”, al igual que “embárrate más chiquito, te vamos a dejar el lugar apestando a pescado” (Esta última, arrancándonos unas ligeras risitas a Perla y a mí), “...para que te acuerdes de mí cuando no esté”, por parte de ella, empezaron a escucharse en aquel departamento.
Era una visión bastante erótica en verdad. PonchI le estaba tallando el área genital a mi amiga, que seguía gimiendo, y pujando y, cuando levantaba la mano, le levantaba, igualmente la falda, dejándonos entrever la parte más alta de los pelos de mi loquísima amiga. Luego, ella levantó ambos brazos hasta asir a PonchI de la nuca y, comenzó a mover sus caderas de adelante hacia atrás como un enérgico péndulo. Prácticamente, ella estaba ahora cogiéndose sola, usando la mano de nuestro amigo como herramienta para tal efecto.
Muchas veces, ver eso es más erótico que hacerlo...



-


Audio Podcast



-

Vota en la encuesta que se encuentra en la columna de la derecha. Te tomará menos de un minuto. Gracias.


-

3 Comentarios:

  • A la/s abril 23, 2008 8:53 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Me imagino que Perla y tu se estaban tocando sus panochas y estaban bien mojadas

     
  • A la/s abril 23, 2008 2:01 p. m., Blogger jatecha dijo...

    AJUA¡¡¡ SE VE KE A TU AMIGA LE SALIERON LAS COSAS TAL COMO LAS PLANEO SALUDOS DESDE CD DEL CARMEN

     
  • A la/s abril 23, 2008 8:05 p. m., Blogger Baplun dijo...

    Uao, la verdad que situaciones como esa, no son todos los hombres las que la pueden vivir, tres monumentos como tu y tus dos amigas, serian la ultima peticion de cualquier mortal antes de morir.

    Me imagino ver la cara tuya y la de Perla al ver el encuentro entre PonchI y el Tsunami Ross, uao chispas y rayos debieron salir del roce de esos dos curpos, y me imagino la calentura que tu y Perla estaban sintiendo, al convertirse en Vouyeristas descubiertas, uao.....

    Mi niña, hasta yo cierro los ojos y me imagino a las tres como tres leonas dispuestas a realizar la caza del alimento.

    Mi niña linda, cuidate mucho, bye.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal