Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 9 de septiembre de 2008

“No hay agujero, solo rendija…”

-





ÁngelU comenzó a repegarse a Perla, tratando de quedar vientre con vientre y pubis con pubis. Le agarré la verga para colocarla en la entrada. Sentí la dureza, la firmeza… La tenía muy caliente, casi quemaba pero… Por así decirlo, no había donde meterla. ÁngelU me dijo que le pusiera la punta en el agujero. “¿Cuál agujero? Es una pinche rendija…”, Le respondí. Agregó que ahí mismo la pusiera y le metiera la punta sin consideraciones. Esta última frase me hizo tragar saliva. Mi amigo, inteligentemente, agregó sin darme tiempo a pensar mucho, “No le vas a hacer ningún daño…”, después añadió, “Ella quiere, ¿Verdad?”, dirigiéndose a Perla, quien respondió entre sollozos y gemidos con un largo “¡Sí!”.
Usé el pene de ÁngelU como si fuera una especie de cuchillo hendiendo en carne blanda. O como cuando checas el pavo en navidad con el tenedor para ver si ya quedó. Ya había mencionado que tantos pelos y tantos pliegues bloqueaban un poco la visibilidad, además de lo estrecho de la rendija, que no agujero. Le picaba los pliegues de la carne hasta que sentí resbalosito. Piqué con fuerza, y volví a picar varias veces hasta que algunos pliegues se abrieron. Creo que es lo más cerca que estaré de saber que siente un hombre al penetrar a una mujer… ÁngelU sintió está estrecha oquedad y empujó con fuerza. Los gemidos de Perla se convirtieron en un solo grito agudo, un “Arghhghg” estridente. Por un instante me sentí mal, como sádica o mala, o quizá traidora contra una de mis amigas. Pero este sentimiento se desvaneció rápido cuando ambos hombres le empezaron a preguntar si le gustaba y ella con gritos lo aceptó abiertamente y, claro, después se convirtieron en súplicas para que ni se las sacaran, ni cesaran en su accionar.
Quedaron tan ajustados los tres que prácticamente no metían ni sacaban casi nada. Los varones se movían pero sólo empujaban a Perla con las caderas. En sí, se movían los tres al unísono como si estuvieran en una cama de agua.
Entonces me les acerqué y se me ocurrió decirles que hicieron lo que los de la otra cama. No me entendieron, así que con mis dedos índices, hice un movimiento de atrás para adelante y reforcé diciendo: “Uno meta y el otro saque…” Se miraron entre ellos como agradeciendo la idea y empezaron a intentarlo…
Para ser sincera, de nuevo, no fue muy espectacular su movimiento. PonchI casi no sacaba nada, estaban atorados. ÁngelU sí. Sí sacaba como medio pene y lo volvía a meter. Perla comenzó a gemir con más pasión, diciendo cosas como, “¡Ayyyy! ¡Que ricooo!”, mientras los hombres siguieron usando lenguaje sucio y hasta escatológico a lo que ella respondía a todo con un largo “¡Sí!”, o “¡Ajá!”.
Me retiré un poco para ver de nuevo el panorama completo, las dos pistas y, noté que a Ross se la estaban cogiendo un poco mejor. Tanto GusG como Chuype, estaban bien sincronizados y ambos le metían aproximadamente la mitad del miembro a mi loca amiga, y sus movimientos ya era, por decirlo de alguna manera, mecánicos. Mientras que en la otra cama, sólo ÁngelU hacía lo propio mientras que PonchI, se limitaba más a empujar a Perla, haciendo que sus nalgas vibraran casi como bolas de gelatina. Además de que Ross seguía con la pierna de arriba bien abierta, formando una “L”, y la de Perla no estaba tan arriba.
A la distancia en el tiempo, me pregunto si en ese momento me preguntaba cual sería el clímax…




-

2 Comentarios:

  • A la/s septiembre 09, 2008 10:25 p. m., Blogger Baplun dijo...

    Creo que el climax es desde que inicio el encuentro y continua a medida que narras todo.

    Ofrezcome qeu resistencia demuestran todos en esa reunion, me da que te es a ver cual aguanta mas.

    Mi niña cuidate mucho, bye.

     
  • A la/s septiembre 10, 2008 5:01 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Baplun:
    Sí pero en realidad, no se movían mucho. Eso es importante. No tenían la misma libertad que en condiciones "regulares... =)
    Saluditos.


    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal