Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

miércoles, 22 de octubre de 2008

“Excepto Ross, todas sorprendidas…”

-


No puedo explicar exactamente como reaccionaron ambas amigas. A lo más que me podría referir es a cuando por algún motivo te dan a desear algo y te hacen salivar abundantemente. Ahora, a la distancia del tiempo me parece natural su reacción. Después de todo, ¿A que mujer no se le antoja profundamente, digamos, estar con tres o cuatro hombres de a uno por uno, pero seguiditos? O como en el caso que Ross les contaba, estar en el centro de una doble penetración; Y más que nada, diría yo, ser el centro de atención de varios hombres.
Quedaron inmóviles y pensativas, era notorio que se les agolparon tantas ideas en la cabeza que ni siquiera sabían que preguntar primero. Esta conmoción duró varios segundos que les han de haber parecido años. Este silencio se rompió cuando una de ellas comenzó a balbucear titubeante preguntas más bien incoherentes. Ross se les quedó viendo esperando que pudieran formular preguntas mejor elaboradas, con mejor dicción y con mejor estructura para que ella pudiera responderlas.
Por fin pudieron hacerlo en mayor o menor grado. Le cuestionaron cosas más lógicas como cómo los habíamos conocido, con qué frecuencia los veíamos, si quedábamos adoloridas al final de las sesiones. Incluso, creo que ambas preguntaron casi al unísono y con un fuerte dejo de temor si en las sesiones había alcohol o sustancias ilegales. Le respondimos que lo primero sí había aunque a nadie la obligaban a tomar, que simplemente era para relajarse mejor y, que por supuesto, de lo segundo, nada, ni lo más mínimo. Esto pareció tranquilizarlas un poco. Les doy la razón de temer que hubieran cosas ilegales en nuestras reuniones puesto que, para mucha gente ignorante, lo que hacíamos podría ser considero un “exceso de sexo”, el cual se podría relacionar con otro tipo de excesos, éstos sí, realmente nocivos, por ello su ilegalidad. Para acrecentar su tranquilidad abundé en la materia. Les dije que se notaban que no eran gente que consumiera ese tipo de cosas, que quizá ni en su juventud lo habrían hecho, mucho menos en ese entonces que rebasaban los cuarenta; y que por si eso fuera poco, también se notaba que eran gente próspera, con negocios o con buenos empleos; que ese tipo de gente difícilmente se arriesgaría. También agregué que si, en lo personal, yo les viera algo sospechoso al respecto, simplemente ya los hubiera evitado desde haría mucho tiempo. “Entonces, ya tiene tiempo que los conocen…” dijo alguien con un ligero tono de reclamo. Ross y yo asentimos con la cabeza. “Y, ¿Por qué no nos habían dicho?” Reclamó, si mal no recuerdo, Ojitos Azules. “Ahora se los estamos diciendo…” respondió Ross en tono tan festivo que casi no pudo terminar la frase, y cuando lo hizo, soltó una carcajada bien sonora, mientras casi se retorcía de la risa, se tapaba la boca con una mano y se tocaba el vientre con la otra. Honestamente, no pude evitar una ligera sonrisa, mi loca amiga me contagió, además que el verle los rostros al par de ingenuas chicas era algo muy simpático.
Las chicas superaron el momento, dejaron que pasaran los segundos con la consiguiente risa burlona de Ross, y entonces preguntaron, (No recuerdo quien de ellas), “Y ¿Cuantos son? ¿Cuántos se las cogen?” Me adelanté a Ross e inmediatamente respondí, “Cuatro”, a la vez que volteé a ver a Ross. Ésta por su parte, quien estaba ligeramente delante de mi sentada en la cama, volteó hacia atrás, me miró y respondiendo a mis palabras exclamo en voz atenuada, “Menos de los que quisiera pero son más de los que dice Tina Marie…”

2 Comentarios:

  • A la/s octubre 22, 2008 8:39 p. m., Blogger Baplun dijo...

    Esto me da que pronto seran mas en las reuniones.

    Sera interesante saber que paso cuando estas chicas, si fue asi, se iniciaron en este tipo de relaciones, sobre todo con una persona como el Tsunami Ross dirigiendo sus emociones pre-relaciones.

    Mi niña cuidate mucho, bye.

     
  • A la/s octubre 23, 2008 3:43 p. m., Blogger Solitude dijo...

    saludos tina...

    interesante muy ineteresante ....

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal