Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 29 de enero de 2008

"De nuevo bajo el sol..."

-





Como me había advertido “El ausente”, el regreso a la zona de la placita lo hice yo sola y a pie. El trayecto me sirvió para reflexionar, sin profundizar demasiado aún, que a ambos clientes les interesaban cosas diferentes. La forma de tomarme era distinta y como había dicho antes, eran diferentes fantasías. Ya me había dado cuenta que con el ausente, la fantasía consistía en convertirme en una muñeca de plástico de las que usan algunos hombres para cogerse. Obviamente son pasivas, no responden a nada y les pueden hacer lo que quieran sin que haya ninguna queja. Con Humillonio la situación era algo diferente… No es fácil notar o delimitar, mejor dicho, las diferencias cuando no tienes la experiencia en general y en especial, respecto a las preferencias de lo hombres y las especialidades que hay para complacerlas. En este oficio son las especialidades las que te hacen realmente ganar grandes cantidades de dinero, no tanto los servicios completos comunes…
Estaba cavilando en todas esas cosas llegué a la tienda de Don Abarroto. Había decidido pasar primero con él para guardar el dinero que llevaba ganado afuera “del sistema”. Ya teníamos nuestro propio sistema el hombre y yo. Entraba a su tienda y si había clientes, me ponía a ver los estantes como buscando algún producto, entonces si se quedaba solo el local, yo me acercaba al mostrador, de otra forma, él se acercaba a mí cuando era el momento oportuno y me hacía pasar al otro lado. Yo ya sabía y me había acostumbrado a que no hubiera visita sin que me hiciera algo, lo menos era un apretón de nalgas y senos, además de algún beso en la punta de la verga. Si se conformaba con eso era porque ya se había cogido a alguna o ya tenía planeado a quien cogerse más tarde.
Me encontraba curioseando en un estante cuando de reojo lo vi que discretamente me estaba haciendo una seña. Me estaba pidiendo que me acercara para luego pasar por el espacio en el mostrador hasta el otro lado. Una vez que crucé, me hizo otra seña para que fuera al extremo, atrás de los estantes donde hacía muy poco él y un amigo me habían hecho un trío. No me opuse porque de todos modos lo mejor era que no me vieran mucho tiempo del otro lado del mostrador. Ese seguía siendo un barrio habitacional donde vivían muchas señoras, niños, etc. que iban a comprar a su tienda.
Esperé unos cuantos segundos y el hombre se acercó a mí. Me abrazó de costado me plantó un beso en la comisura de mi boca y otro en la mejilla, luego en voz baja me dijo que si le daba una mamadita y un agasajo leve, me daría una noticia. Simplemente asentí con la cabeza. De todos modos se los tendría que dar por el sólo hecho de cuidar mis cosas, así que no objeté para nada.
Pasamos a su patiecito, que semejaba un poco al lugar donde había estado hacía unos minutos, sólo que aquí era más largo pero casi igual de ancho. A pesar de que según él sólo me había pedido “una mamadita”, me hizo que me bajara el pantalón y el calzón y que me sacara los senos antes de que yo procediera a “pagarle sus servicios”.
Como esta relación de “servicio por servicio” se daba todas las veces que iba a la placita, ya sabía yo como le gustaban las cosas. Se sentaba en la sillita de metal, yo arqueaba un poco las piernas y me abalanzaba encima de él, apoyando las manos en la pared detrás de él y dejando caer mi peso sobre su cara, es decir, una de mis tetas oprimirla sobre su tez. Así me la mamaba hasta que me pedía cambio de teta. Luego me volteaba, me empinaba un poco y me daba apretoncitos leves en ambas nalgas. En ocasiones me las abría para ver lo que guardaban y en otras, simplemente me las apretaba.
Recuerdo que esa vez cuando me estaba hincando para comenzar a mamársela mientras él permanecía sentado en la sillita, con una mano le tomé la verga y con voz pícara le pregunté que quien sería “la afortunada” ese día. Es decir, si no me iba a coger y no quería una mamada completa tendría que ser porque estaba guardando “su parque” para otra, quizá para una nueva… En ese momento distaba mucho de mi día de trabajo terminara…



-

12 Comentarios:

  • A la/s enero 29, 2008 6:02 a. m., Blogger juan rafael dijo...

    Que curiosona eres, como todos, je,je
    Besos.

     
  • A la/s enero 29, 2008 6:07 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Mi niña el que busca encuentra, espero que la informacion que el te dio haya sido benefiosa para ti, espero tambien que tu dia no se alargara tanto o por lo menos que no haya sido agotador.

    Cuidate mucho, bye.

     
  • A la/s enero 29, 2008 12:32 p. m., Anonymous beba dijo...

    no se que tan dificil sea, ser prostituta...

    se me antojo siempre, estar con varios hombre, yo tuve una experiencia parecida, a un tipo de una tienda le gustaba tocarme, jugarme los pechos meterme el dedo en mi sexo... a mi me gustaba, nunka me penetro, esperaba ke lo hiciera yo era muy chica, tendria como 12 o 13 años... no se desde entonces me empezó a gustar, ahora ya no puedo...

     
  • A la/s enero 29, 2008 1:40 p. m., Blogger el_iluso_careta dijo...

    ES AMENO VOLVER A LEERTE...
    REALMENTE NO SE SI ES CIERTO QUE FUISTE PROSTITUTA..O NO...
    EL PAÑO LO CONOZCO PROFUNDAMENTE...
    Y DAS DETALLES DE LA PROFESION QUE MUEVEN A CREER QUE ES ASIP...
    SI LA RESPUESTA ES SI O ES NO...REALMENTE ES TRIVIAL....Y NO HACE A LA HISTORIA...
    SEGUI ASIP...ESTÁ BÁRBARO.-..

     
  • A la/s enero 29, 2008 2:55 p. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ con esos pagos una realmente se da cuenta ke no solo lasmonedas sirven para un servicio saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s enero 29, 2008 7:04 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    juan rafael:
    Jajajaj... Sí, algo curiosa... =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s enero 29, 2008 7:04 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Baplun:
    Gracias por los buenos deseos. =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s enero 29, 2008 7:06 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    beba:
    Bienvenida.
    Sí... entiendo tu sentir... Es difícil explicarlo y más difícil que nos comprendan...
    Saludos.


    -

     
  • A la/s enero 29, 2008 7:07 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    el_iluso_careta:
    No entiendo para que dudar porque no veo para que mentir durante más de año y medio...
    Saludos.


    -

     
  • A la/s enero 29, 2008 7:08 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    jatecha:
    Ah claro, hay algo que se le llama pagar "en especie".
    Saludos hasta cd. del Carmen.

    _

     
  • A la/s enero 29, 2008 11:13 p. m., Blogger ((JaN!s...*)) dijo...

    es como en una pelicula que vi ayer "super bad" que le dijeron al morrillo...

    -aaay gracias por el favor, te lo pagaremso despues con un masaje de espalda-

    y el morrillo contesto

    -estaria bien, pero resulta que mi espalda esta en mi pito-

    jajaja ay como me rei ajjajajaa

    pagos por especie

     
  • A la/s enero 31, 2008 9:20 a. m., Blogger Alfred dijo...

    El mas uro sentido del trueque sin lugar a dudas...

    Pero la verdad hasta envidia me da Don Abarroto jajaja

    Saludos y un beso Marie

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal