Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

lunes, 28 de enero de 2008

"Humillonio"...

-



Me la sacó y se retiró un instante. Estaba jadeando y sudoroso. Respiró hondo una vez o dos y luego con su mano me hizo una seña circular dándome a entender que quería que me volteara. Yo estaba en sincronía, en su frecuencia mental, es decir, entendía que tanto a éste como al otro no les gustaba que las mujeres hablar, en especial para mostrar queja o preguntar algo, así que, sin chistar me puse de pie y le di la espalda. Volví a quedar en la posición original que había hecho con “El Ausente”. Para evitar problemas, ni siquiera volteé a verlo, me así de nuevo de las varillas que sobresalían de la pared y esperé su arremetida.
No fue así. En vez de penetración, sentí que sus manos me abrieron las nalgas. Con el calor de la posición anterior, más el sudor causado por lo mismo, recuerdo que sentí fresco cuando me las abrió, con mayor razón que nos encontrábamos al aire libre. Entonces, me puso una mano en la vulva y me la restregó a lo largo de mi intimidad, tanto trasera como delantera, como queriendo embarrarme todo de mis propios líquidos.
Después de hacerlo, volví a sentir que me volvía a abrir las nalgas, en esta ocasión sí fue para penetrarme. Como era de esperarse, me la ensartó sin ninguna consideración. Con la fuerza del empujón, casi me pegué la cara contra la pared, aunque afortunadamente metí las manos para amortiguar el golpe. Ya que tenía las manos en la cara, me tapé la boca para suprimir mis gemidos y lamentos y evitar algún tipo de ira por parte del hombre.
A diferencia de “El Ausente”, este tipo no la metía y sacaba con saña, como pistón, sino que se movía de un lado a otro. Supongo que estaba moviendo su cadera de forma horizontal u ondulada. Obviamente, no lo vi pero así lo sentí y así lo recuerdo ahora. Después de varios movimientos de ese tipo, me la sacó, me dijo secamente que no me moviera y comenzó a darme algunas nalgadas. No eran muy fuertes, por lo mismo, tampoco eran demasiado sonoras, ya que él mismo tenía que ser discreto debido a la ausencia de un techo que detuviese los sonidos al exterior.
Después de algunas frases que incluían mucho lenguaje “sucio” y hasta misógino, mientras me seguía dando nalgadas, me dijo con voz autoritaria e intimidante, “¡Empínate perra!” Volteé a verlo asustada porque no sabía exactamente que tenía en mente y con temor a que de no hacer lo que me exigía podría violentarse. Supo interpretar mi mirada y entonces añadió explícitamente que me tocara la punta de los pies. Lo obedecí tan pronto como me lo dijo. Doblé mi cuerpo hasta el punto que me había ordenado e intencionalmente le puse el culo al frente.
Al sentir sus manos en mis caderas me preparé para otra de sus arremetidas. Esta vez no me equivoqué. La ensartó con fuerza y comenzó a moverse con rapidez. Comprendí que era la recta final de ese servicio. Sus movimientos eran prácticamente idénticos a los de la mayoría de los hombres que están a punto de eyacular.
Su eyaculación fue acompañada de un grito gutural algo espeluznante seguido por más lenguaje sucio con frases que en ese tiempo yo consideré más fuertes que las que estaba acostumbrada a oír como, “¡Ah cabrona, como tragas verga!” y otras aún más fuertes.
Quedé no tanto adolorida, sino aturdida por haber tenido dos experiencias fuertes. No había dado nunca dos servicios seguidos así (Al Ausente ya le había dado un servicio anteriormente). Para ordenar mis ideas y estabilizarme, me senté desnuda en los mismos bultos donde me había cogido este hombre en un principio. Lo miré mientras él se vestía y sin levantarme comencé a recoger mis cosas. Una vez que se vistió y yo me había tapado mis partes íntimas con mi ropa y mi bolsa, metió la mano a su bolsillo, sacó más dinero y simplemente lo dejó caer al suelo. Ni siquiera me lo tiró al cuerpo o algo así. Entonces me dijo que con él las cosas eran así, que él consideraba que así se deberían de tratar a todas las mujeres pero que muchas se ponían “roñosas” cuando eran tratadas de esa manera y que le había gustado mi actitud porque yo no era “quejona”, que si estaba dispuesta a seguirle dando servicio que en ese instante le diera un teléfono o alguna manera de localizarme, que con él “no había pedo” con el dinero; “Ya vez, me cobraste tal cantidad y te estoy dando mucho más, ya te dije que conmigo no hay pedo, tú nomás aguanta”, finalizó.
Se me quedó viendo con las manos en la cintura mientras comenzaba a ponerme la ropa. Su actitud era de fastidio esperando una respuesta mía. Por mi parte quería hacer tiempo para pensar que hacer, hasta que pensé que, de todos modos no era alguien que lastimara físicamente y que las palabras y frases hirientes que le gustaba decirle a las mujeres no me las diría A MÍ sino al “personaje” que encarno cuando me dispongo a trabajar y, que sólo era un cliente, no una persona cuyas palabras pudieran lastimarme, como un novio o un amigo, así que decidí darle el teléfono de Don Abarroto.
A este hombre lo llamaré “Humillonio” porque el tipo de servicio que demanda es lo que después supe que se llama simplemente “humillación”. Aunque el tipo de humillación que se daba con él era más bien “light” comparada con lo que después llegué a experimentar…



-

21 Comentarios:

  • A la/s enero 28, 2008 4:09 a. m., Blogger Baplun dijo...

    De acuerdo al momento de has narrado, no fue facil la situacion que viviste con estos dos personajes que se transforman a la hora de tener relaciones.

    Lamento mucho que hayas vivido momentos como los de ellos pero a la vez no dejas de sorprenderme por la manera que te comportaste en cada uno, ves porque te digo siempre que de ti podemos aprender mucho mas de lo que simplemente escribes.

    Mi niña, cuidate mucho, bye.

     
  • A la/s enero 28, 2008 6:23 a. m., Blogger juan rafael dijo...

    Siempre tendrás que enajenarte ante esos comportamientos, imagino.

     
  • A la/s enero 28, 2008 7:12 a. m., Blogger el_iluso_careta dijo...

    BUEN POST SEGUIRE LEYENDO...

     
  • A la/s enero 28, 2008 7:49 a. m., Blogger la kolorada siniestra dijo...

    Pasé y lei, con mas tiempo volveré para leer los viejos post.

     
  • A la/s enero 28, 2008 9:36 a. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ por lo menos este resulto con mas tacto en lo referente a la paga ya ke el otro solo piensa en su satisfacccion saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s enero 28, 2008 9:56 a. m., Blogger Tony Montana dijo...

    Hola!

    En primer lugar, de modo tópico pero sincero, felicidades por el blog, resulta más que interesante.

    Y respecto al "caballero" que llamas Humillonio... me parece tristísimo que a una mujer, que es lo más hermoso que puede tener entre manos un hombre, lo trate de esta manera. No es por ir de bueno por la vida, pero lo siento, me parecen enfermos aquellos que necesitan humillar para excitarse; prefiero que el sexo signifique compartir un bonito momento con la pareja, sea esporádica o estable.

    Un saludo desde esta otra parte del charco ;)

     
  • A la/s enero 28, 2008 10:04 a. m., Blogger iris dijo...

    me quede muda por un momento, la neta si que estaba muy bien plantado en su fantasía, por decirlo así, y sí, es una humillación, lo bueno que pensaste positivo y no dejaste que esas palabras te hirieran, bien por ti, un aplauso

     
  • A la/s enero 28, 2008 10:42 a. m., Blogger Misrrein dijo...

    Hola:

    La verdad fuiste bastante arriesgada, pero lo màs importante no demostraste el miedo que te daba la situaciòn... realemente valiente.

     
  • A la/s enero 28, 2008 12:27 p. m., Blogger Alfred dijo...

    Un personaje mas en tu vida...

    Oye Marie me queda la duda de si te produjo algun tipo de placer la forma como "Humillonio" te lo hizo? y no me refiero tan solo a la humillacion si no a placer fisico por sus embestidas y la forma como te poseyo ??

    Excelente semana y saludos a todos

    un beso Marie

     
  • A la/s enero 28, 2008 1:34 p. m., Anonymous Infierna dijo...

    Hola! ke onda tina marie! Pues ya llevo varios dias leyendo tu blog desde que una amiga me paso el link... y la vdd escribes muy bien y vaya que si has tenido una vida bastante interesante. No eh tenido la oportunidad ( por cauusa de tiempo) de leer desde que empezaste a escribir sobre tu vida, pero hasta donde eh leido... muuuy bien jejeje. Es lo mejor expresar y gritar todo... al menos de esta manera. Byes!

     
  • A la/s enero 28, 2008 1:44 p. m., Blogger carlos r. dijo...

    Tu texto me pone a reflexionar bastante hacerca de todos los traumas o complejos que guardamos los hombres y que desafortunadamente se desquitan o hacen victimas a las mujeres dedicadas a este oficio.
    saludos mary

     
  • A la/s enero 28, 2008 1:48 p. m., Blogger Tamujin dijo...

    Wow, si que hay gente rara rondando alla afuera. Caras vemos, corazones no sabemos.

    Que tengas un buen inicio de semana!

     
  • A la/s enero 28, 2008 3:53 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    hola, soy saraí, esta muy fuerte pero muy interesante tu blog, sólo que tengo una duda, que no sientes dolor fisico y si es asi, como le haces para soportarlo. saludos

     
  • A la/s enero 28, 2008 3:55 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    hola, soy Saraí, muy interesante tu blog, sólo que tengo una duda, Que no sientes dolor físico y si es así como le haces para soportarlo? Saludos

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:01 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Baplun:
    No, no fue fácil, en especial por no conocerlos.
    Son gajes del oficio, nada más.
    Saludos.

    juan rafael:
    Así es.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:03 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    el_iluso_careta:
    Gracias por la visita.
    Saludos.

    la kolorada siniestra:
    Bienvenida.
    Gracias por leerme.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

    -

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:05 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -




    jatecha:
    Me pareció que tuvo menos tacto porque tirar el dinero al suelo para que yo lo recogiera después es peor, no crees?
    Saludos.


    Tony Montana:
    Bienvenido.
    Sé que es difícil de creer pero personas con gustos "especial" hay más de las que podríamos pensar en primera instancia.
    Saludos.

    Gracias a aambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:08 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    iris:
    Gracias.
    Sí, lo tomé por el lado de que Tina Marie (Con el nombre que fuera en ese momento) era un personaje que yo encarnaba y no yo misma... =)
    Saludos.

    Misrrein:
    Bienvenid@.
    Sí me arriesgaba pero el que no arriesga no cruza el mar... =)
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:11 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -



    Alfred:
    Estaba más bien asustada y sacada de onda. Así es prácticamente imposible excitarse...
    Saludos.

    Infierna:
    Gracias por tus palabras, por tu visita y por tus intenciones de leer toda mi cronología... =)
    Saluditos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:13 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    carlos r.:
    Pues sí, el mayor problema que veo es que muchas mujeres no están bien mentalizadas y les pueden causar traumas...
    Saludos.

    Tamujin:
    Mucha más de la que te puedas imaginar!!!
    Así es...
    Igualmente! =)
    Saluditos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 28, 2008 5:17 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    saraí:
    El dolor físico con ellos no es más que el que cualquier hombre amoroso te puede infligir con sus arremetidas cuando está de lo más excitado, con excepción del ausente que tenía el pene arqueado y lastimaba pero, son unos minutos nada más... Si te fijas no había ni golpes ni ningún otro tipo de violencia física.
    Saludos.

    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal