Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

viernes, 25 de enero de 2008

"Diferentes fantasias..."

-

El hombre siguió con su movimiento como pistón. Metiendo y sacando con vigor y rapidez, hasta que por fin, sentí que aceleró más la velocidad y con un sonido gutural supe que había eyaculado. Miré al cielo que me deslumbraba mientras esperaba a que me la sacara y se incorporara. Una vez que su cuerpo se despegó del mío y mi vagina quedó libre, cerré las piernas para incorporarme. Al estar de pie, me di cuenta que el amigo acababa de penetrar al pequeño cubículo donde había dado el servicio. Me dio algo de estupor, no sólo por estar desnuda de pie sino por que quizá había visto parte del espectáculo.
Ambos hombres se dijeron algo entre sí. “El Ausente” apenas estaba recogiendo su ropa y de nuevo vi con cierto asombro la longitud de su pene que empezaba a perder el volumen y también comenzaba a apuntar hacia abajo. Luego volteé de nuevo a ver al amigo y vi que en una mano traía algo que parecían ser billetes y con la otra se estaba bajando el pantalón sin hablarme. Por instinto, me dirigí hacia mi bolso y saqué otro condón. Pasara lo que pasara, era siempre preferible que me fuera a coger con condón, es decir, no me había dicho que quería ocuparme, ni que estaba dispuesto a pagarme pero, ya que me encontraba totalmente sola ahí, hubiera sido preferible que me cogiera gratis pero con condón, a que me forzara a tener sexo sin ningún tipo de protección. Después de todo, no lo conocía, estaban los dos juntos y, este tipo se veía más feo y no muy digno de confianza, peor aún que “El Ausente”.
Con un ademán desdeñoso y de nuevo, sin mencionar palabra, me dio a entender que quería que me acercara a la pared, donde había unos bultos o algo así. No me había pagado pero me dio miedo oponerme y causar una situación con algún nivel de violencia física, verbal o emocional, así que hice lo que me dijo. Me senté sobre los bultos, con la espalda en la pared, aunque con las piernas cerradas, entonces el hombre, (a quien bautizaré después), que ya se había quitado la ropa, traía la mano en la verga, la cual ya estaba muy parada y en la otra continuaba con eso que parecía dinero, comenzó a acercarse a mí muy despacito. Casi podría decir que por cada paso que daba correspondían dos o tres jalones de verga. Cuando sus rodillas casi tocaban con las mías, me arrebató el condón de la mano y él solo se lo puso. Luego, con la otra me mostró los billetes poniéndolos casi en mi cara mientras balanceaba la mano de forma ostentosa.
La verdad estaba algo absorta y no sabía como reaccionar, así que no hice nada por tomarlos, entonces con más desdén aún, tiró los billetes a un lado mío y, teniendo ambas manos libres, me tomó de la parte interna de las rodillas separándome las piernas lo más que pudo y al igual que su antecesor me la ensartó de un golpe sin ninguna piedad.
Después de moverse unas cuatro o cinco veces, volteó hacia atrás a donde suponía que todavía se encontraría “El Ausente”, el cual ya se había ido del cubículo y dijo, “Oye, me la dejaste bien batida de abajo” y soltó un escueto “Ja”. Entonces, al notar la ausencia de su amigo, en voz baja y tranquila replicó, “Ah ya se fue este cabrón….” Comenzó a moverse de una manera que yo describiría como rutinaria o automática. Me ponía la cara, o mejor dicho la quijada, en la clavícula mientras se movía monótonamente. Respiraba hondo y hasta eructó algunas ocasiones. Por momentos, se alejaba un poco de mí para acariciarme el busto o pellizcarme suavemente la parte baja de mis brazos, en los tríceps o quizá en los bíceps.
Era una posición algo incómoda para mí porque estaba prácticamente sentada con las piernas demasiado forzadas hacia arriba, así que cuando dejó de moverse, fue un alivio para mí. Sabía que esto no terminaría ahí y que me haría desquitar el dinero que se encontraba desperdigado junto a mí. Notaba cierta diferencia entre éste tipo y el ausente… Diferentes “fantasías” o lo que fueran. Estaba a unos minutos de entender cabalmente de que trataba la fantasía de este hombre…






-

15 Comentarios:

  • A la/s enero 25, 2008 4:15 a. m., Blogger juan rafael dijo...

    ¿eructando mientras? un completo cerdo, vaya.

     
  • A la/s enero 25, 2008 6:15 a. m., Blogger Baplun dijo...

    la verdad es que a este tipo sin nombre como que le gusta las cosas rusticas, pero aqui tambien tengo una duda, entiendo que esa posicion que te encontrabas, la sencibilidad es mayor, es cierto o no?, pero bueno, volviendo al tema, tu crees que estar al aire libre provoque que las relaciones se terminen mas rapido o no?,

    Ojala y no haya aparecido otro cliente mas, me imagino como debiste de sentirte, ahi con esos personajes y sus extrañas costumbres.

    Cuidate mucho, bye.

     
  • A la/s enero 25, 2008 12:16 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Sabes que me encanta de tu manera de escribir? Que hablas de lo que sucede en momentos en que los sentidos se encuentran en estado de excitación de una manera tan casual que a veces me da risa, otras muchísimo interés, otras veces aprendo cómo las mujeres nos perciben en ésos instantes... eres muy interesante. Gracias por compartir tus experiencias. :)

     
  • A la/s enero 25, 2008 12:42 p. m., Blogger Tamujin dijo...

    MMMMM'Ta Otro tipo raro. Ojala que la paga haya desquitado el mal rato.

    Saludos!

     
  • A la/s enero 25, 2008 1:06 p. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ en honor a la verdad este par de tipos no saben tratar a una mujer son bruscos torpes y mal educados toda mujer merece el mejor de los tratos y mas en el sexo saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s enero 25, 2008 2:02 p. m., Blogger Alfred dijo...

    No se si tu lo consideres asi, pero yo creo que precisamente este relato retrata uno de los riesgos de tu profesion, es decir el riesgo de una posible violencia fisica por un lado y otro el tratar con gente que no tienes ni idea de que tienen en la cabeza.....

    Saludos , un beso Marie

     
  • A la/s enero 25, 2008 5:36 p. m., Blogger carlos r. dijo...

    cada vez que te quiero poner coment no se que flor decirte. solo quiero que sepas que me apasiona tu manera de relatar y que admiro el empeño que le pones a tu blog el regalarnos cada dia sin falta un cachito de lo que ha sido tu vida. gracias.

     
  • A la/s enero 25, 2008 6:43 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    juan rafael:
    Pues sí...
    Saludos.

    Baplun:
    Sí, es más sensible pero lo que quieres es terminar el trabajo lo más pronto posible. Lo que menos interesa es el placer en esos momentos.
    Sé que es muy diferente al aire libre porque nuestros cerebros están acostumbrados a que siempre sea bajo techo y con toda la privacidad garantizada.
    Saluditos. =)

    Gracias a ambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 25, 2008 6:45 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Anónimo:
    Que bueno que te guste mi blog.
    Gracias por la visita.
    Saludos.


    Tamujin:
    Hay más gente "rara" en este mundo de lo que se podría pensar.
    Aunque para ellos es lo normal o lo que más les gusta simplemente.
    Saludos.


    -

     
  • A la/s enero 25, 2008 6:47 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    jatecha:
    Gracias por tus conceptos.
    Saludos. =)

    Alfred:
    Relativamente. Tuve situaciones bastante más difíciles que lo que ahora narro. Pero el riesgo siempre está ahí.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.


    -

     
  • A la/s enero 25, 2008 6:49 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -




    carlos r.:
    Gracias por la visita y por animarte a comentar. Los comentarios me son muy importantes para saber que no estoy "hablando en el desiero". =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s enero 26, 2008 4:20 a. m., Blogger el_iluso_careta dijo...

    HOLA LLEGUE ACA QUIEN SABE COMO, Y ME QUEDÉ...BUENA NARRATIVA
    ODIO LA VERIFICACION DE PALABRAAAAAA

     
  • A la/s enero 26, 2008 7:47 a. m., Blogger Tanux dijo...

    que valiente...

     
  • A la/s enero 26, 2008 12:10 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Hola:

    Te he leído últimamente, me gusta lo que publicas.....

    La verdad te arriesgaste mucho al aceptar el ir con el Ausente, por las actitudes que el tuvo para contigo y después las de su amigo. Mentes locas o locas mentes, como definirías tu?

    Te dejo un saludo y estaré leyéndote...

    Mis.

     
  • A la/s enero 26, 2008 12:14 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Hola:

    Te he leído últimamente, me gusta lo que publicas.....

    La verdad te arriesgaste mucho al aceptar el ir con el Ausente, por las actitudes que el tuvo para contigo y después las de su amigo. Mentes locas o locas mentes, como definirías tu?

    Te dejo un saludo y estaré leyéndote...

    Mis....

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal