Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 5 de febrero de 2008

“Una experta lengua impregnada de néctar…”

-


Después de aclararme que estaba completamente solo, me tomó de las manos y casi al oído me dijo que quería darme una mamada. Me alarmé un poquito, por varias razones, la más obvia era que su amigo me estaba esperando en su respectiva casa. Así que le dije que no podía por no tener tiempo. Era de esperarse que me formulara la pregunta que me hizo y era si es que yo iba a “trabajar” con alguien en alguna parte. Le respondí de manera negativa y agregué que me iba para mi casa pero que tenía prisa, le repetí.
Entonces me dijo que si el problema era el dinero que al siguiente día me pagaría, que incluso me ocuparía por un servicio completo. Traté de aligerar un poco la tensión al decirle en son festivo que entonces dejásemos todo para ese día. El viejito no cejó, no quitó el dedo del renglón y, después de varios estira-y-aflojas pensé que realmente no perdería nada dejándolo pasarme la lengua un par de veces y por el contrario, muy probablemente estaría, en ese momento, creándome un nuevo cliente asiduo. Así que me senté posiblemente en el mismo mueble donde me había hecho oral la vez que lo había conocido, entre paredes repletas de fotos familiares y alusiones conyugales.
Cuando comencé a bajarme la ropa le espeté, “Pero sólo mi parte, ¿eh?”. A lo cual respondió, “La panochita, quieres que te mame la panochita…” le respondí afirmativamente y agregué con voz que intentaba ser tajante que únicamente ahí (La vez anterior prácticamente me desnudó, me mamó los senos y me sentí incómoda de estar en la primera pieza de la casa en riesgo de ser vista por cualquiera que entrara). Y no es que quisiera que me la mamara, fue él quien me llamó al ir pasando y fue su idea, sin embargo, no quise discutir y quedé desnuda de la cintura para abajo.
Por instinto, o por experiencia ya en ese momento de mi vida, abrí las piernas y las levanté lo suficiente para darle acceso al viejito. Al hincarse y acercar su cara a mi entrepierna, escuché dos o tres aspiraciones sonoras similares a las que hacen los perros al oler. Como estaba sentada, mi vista quedaba casi al techo, o más bien a donde se unen la pared y el techo y tenía que esforzarme un poquito para verle la cabeza. Entonces, después de emitir esos sonidos nasales, emitió otro, un “Mhmhmh” para después decirme, “Hoy andas ‘más’ que las otras veces. No te voy a preguntar por qué, sólo te digo que así me gustas y para la próxima te quiero así. Tú sabes a que me refiero y tú sabrás como le haces”. Al empezarme a decir eso, me esforcé para mirarlo y vi que me hizo una seña mostrándome las palmas de ambas manos a la altura de sus hombros, en especial al decir la última frase. Como pude, asentí con la cabeza para darle paso a que agregara, “Una con cara de niña y acá abajo tan… ‘mujer’, no es común, nada común… Ya te dije te quiero así cuando te vuelva a ver.
Se hizo un silencio debido a que el viejito se disponía a hacerme el oral. Entonces rompí esa ausencia de sonido al decirle, “Nomás dos o tres lamidas, ¿OK?” Si acaso me contestó algo no lo recuerdo. Afortunadamente, el ruido de la calle, el tráfico y la gente al pasar, no me dejaba que me concentrara, así que a pesar de la maestría con la que empezó a lamerme los labios y, que de cualquier manera me encendía, tuve la frialdad y la coherencia para pedirle que se detuviera. No me obedeció la primera vez, de hecho, me puso los antebrazos en los muslos arriba de las nalgas, me dio un par de lengüeteadas más para exclamar de nuevo “Mhmhmh” y agregar, “auténtico néctar de los dioses”. “Sí, sí, sí pero, ya me tengo que ir”, respondí y luego tuve que literalmente mover el trasero y los muslos como si me lo estuviera sacudiendo para que se alejara de mi entrepierna.
Recuerdo que mientras me subía la ropa, permaneció a mi lado y repitió “Un ángel con cara de niña que obsequia néctar de los dioses al necesitado…” De nuevo le corté la inspiración al decirle que me urgía irme de ahí, me di la media vuelta para dirigirme a la puerta de salida cuando, me tomó de una muñeca, me estiró el brazo, me jaló hacia él y me plantó un beso. Ya que sus labios tocaban los míos, se lo correspondí, de nuevo con la esperanza de convertirlo en cliente asiduo. Se podría decir que le di una muestra gratis de un producto que ya conocía pero que había decidido refrescarle la memoria.
Ahora la siguiente misión, la cual se encontraba a unas pocas cuadras de ahí, era ganarme otro cliente, sin tener problemas con Ross.
Al venirme el nombre de mi amiga a la cabeza, pensé en como no tener problemas con ella y… “¿Qué clase de trabajos hacía V.G.T.2 que la había dejado como autómata?” Y para allá iba…



-

12 Comentarios:

  • A la/s febrero 05, 2008 4:18 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Creo que las personas tenemos un instinto natural por probar cosas, no se, tal vez será algo que nos viene de nuestros ascendentes, pero entiendo que si, de una manera u otra debemos aprender de nuestras propias experiencias, es poco probable que alguien aprenda en cabeza de otro.

    La expresión que llevaba en la cara Ross al salir del encuentro con VGT2, fue algo que marco te dejo marcada, espero que el deseado encuentro entre tu y este dichoso personaje no haya sido tan fuerte como lo fue con mi querida amiga, no me gustaría saber de que hubo en algún momento dos angelitos autómatas.

    Y por favor ya no más encuentros rapidines antes de, eso no te habrán colocado en una posición desventajosa frente a este Sr., que tiene fama de ser implacable en cuestiones de brindar satisfacciones, si no me crees, recuerda la carita del Tsunami Ross.

    Mi niña, cuídate mucho, bye.

     
  • A la/s febrero 05, 2008 4:21 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Pero Dios mio y que es lo que tienes que no hay hombre capaz de resistirse a tus encantos, uuuuuaaaaaoooooooooo.

    La verdad es que esos Sres. no se imaginan los dichosos que son al poder disfrutar de tus encantos.

    Cuidate mucho mi niña linda, bye.

     
  • A la/s febrero 05, 2008 8:02 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Baplun:
    Muy amable en molestarte en meter 2 comentarios. Te lo agradezco. =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s febrero 05, 2008 9:10 a. m., Blogger Alfred dijo...

    Este post fue solo como de transicion jejeje..........

    Ya quiero que llegues a casa de V.G.T.2.

    Saludos marie

     
  • A la/s febrero 05, 2008 9:25 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

    Hola Tina M.
    Te saludo y te pregunto algo que tengo mucha curiosidad, si en determinado lugar, en la calle por ejemplo te encuentras con alguno de tus clientes, se saludan, se ignoran ó depende del cliente?.
    Que pases bonito dia. Sarai

     
  • A la/s febrero 05, 2008 9:27 a. m., Anonymous beba dijo...

    Wow!!!

    pues algo tendria aquel señor que las ha dejado pero bien encantadas!!!

    ya no te pude ver, en la foto, una verdadera lástima me hubuera gustado mucho... pero pues si pones una cada domingo ya habrá uno en donde se pueda!!!


    cuitate mucho tina, te leo mañana!!

    byebye!!

     
  • A la/s febrero 05, 2008 10:05 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Alfred: Más o menos...Jajajaj.
    Saludos.


    -

     
  • A la/s febrero 05, 2008 10:06 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Sarai:
    Es buena pregunta y pienso tocar el tema en la cronología poco a poco. Hay de todo, depende de la forma de ser del cliente y con quien ande él y...Con quien ande yo en ese momento...
    Saludos.


    -

     
  • A la/s febrero 05, 2008 10:07 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    beba:
    Claro! Por eso lo hago cada fin de semana. =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s febrero 05, 2008 4:59 p. m., Anonymous kadijah dijo...

    si esa de la imagen que tienes en tu perfil eres tu eres muy bonita.

    saludos!!

     
  • A la/s febrero 05, 2008 6:48 p. m., Anonymous Sassy_1 dijo...

    No te confundas conmigo Tina, el blog es tuyo y haces lo que mejor te parece, además no soy quien para pedirte o decirte que debes hacer, yo simple y sencillamente expresé mi opinión o más bien curiosidad por saber el porqué te ocultas taaaaaaaaaaaaaaaanto detrás de ésos "efectos"; otra cosa, no sé bien que hacen los demás porque no visito otros blogs, si a eso te referías; te lo he dicho ya, realmente no sé cómo haces para estar siempre al día con tus post y fotos a pesar de las ocupaciones que como todo ser humano en éste mundo tienes.

     
  • A la/s febrero 05, 2008 8:43 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    kadijah:
    Bienvenid@.
    Gracias.
    Saludos.


    Sassy_1:
    Bueno, yo te contesté tal y como te leí, ahora que aclaras las cosas, cambia.
    Pero no te parece lógico que dada la naturaleza de mi blog me oculte tanto? Es decir, si escribiera de mi vida cotidiana, no como Tina Marie sino como yo misma y sólo dejara entrever que el día anterior tuve relaciones con mi novio, entonces si pondría fotos mostrando la cara, aunque no desnuda, como lo hacen muchas. Pero, como te digo, ya que soy tan explícita en el texto, tengo que camuflar tanto las imágenes... =)
    Saluditos.


    Gracias a ambos por sus comentarios.



    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal