Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

lunes, 31 de marzo de 2008

“Preparada para recibirlos...”

-


Me alejé de ellos poniendo mucha atención a lo que escuchara. Me interesaba oír lo que expresaran conforme me alejaba. Desafortunadamente sólo escuché cuchicheos de nuevo. Por ahí escuché la palabra “culo” y algo más. Todo indicaba que estaban contentos con mi trabajo los viejitos.
Llegué a la recamara, puse mi vestido sobre algún sillón o mueble, vi como estaba la distribución de los mismos, noté mejor donde estaba la ventana por donde me veía V3 (la primera vez con V.G.T2 no me había quedado tan claro), me asomé y vi los colchoncitos y me fue fácil imaginar el espectáculo que desde ahí se veía cuando estuve con “chavito”). Luego, pensé en como acomodarme para que lo primero que vieran al entrar fuera mi entrepierna. Me coloqué en la cama de tal manera que así fuera, poniendo las plantas de los pies sobre la superficie y las rodillas flexionadas.
Para ser sincera, en ese momento no me interesaba quien sería el primero. Ni siquiera pensé al respecto. Puse mis brazos alrededor de mi cabeza, miré al techo, (el cual no recuerdo ni de qué color era) y, respirando profundamente, me relajé. Ahora a esperar a los viejitos.
Después de un par de minutos en los que me encontraba muy serena y relajada, se abrió la puerta. El primero en entrar fue V3. No quise que pensara que yo le daba importancia, así que sólo lo vi de reojo y, seguí viendo al techo. Tardó en llegar a mi lado. Obviamente lo que vio le llamó mucho la atención, así que mientras yo miraba hacia arriba, el lo hacía en el sentido opuesto.
Pasaron unos segundos y escuché un “hola” de su parte. Volteé a verlo y le respondí el saludo junto con una sonrisa ingenua. Se formó un corto silencio. V3 se detuvo a mirar más de cerca la parte superior de mi cuerpo, mientras mis brazos seguían atrás de mi cabeza haciendo las veces de almohada. Entonces me preguntó si me molestaría que él se quitara la ropa. Por toda respuesta, le sonreí y negué con la cabeza. Continué con la vista al techo.
Después de que se hubo desvestido, V3 volvió a acercarse a mí, se inclinó y me dio un beso en la boca. Se lo correspondí sin moverme. Puso sus manos sobre mis codos para impedirme que moviera los brazos. Y comenzó a lamerme el cuello. Enseguida, bajó de mis clavículas a la parte más alta de mi pecho, para después pasar a mi axila. Luego siguió su camino de regreso hasta llegar a la otra axila. Descendió su boca para pasar directamente al pezón que estaba más alejado de él. No se quedó mucho tiempo ahí, ya que, pronto se pasó al otro pezón.
No sé porqué, quizá mi estrategia de recibirlos con las piernas abiertas surtió efecto pero, el caso es que pronto dejó de chuparme el segundo pezón y se pasó a hacerme oral. “Otro mamador experto”, me dije. No era sólo que supiera mover muy bien su lengua sino ese lenguaje sucio... El decir lo adecuado en el mejor de los momentos... El hacer que te calentaras en lugar de apenarte por andar sucia o sudada y querer abrir más las piernas para entregarle más, para darle más... Difícil de explicar. El saber excitarte con el accionar de lengua en forma de lamidas y de palabras... inenarrable.
Como dije, hacen que quieras entregarles más. Así que entre gemidos y lamentos de mi parte, simulé que ya no quería que me siguiera mamando, intenté voltearme pero, me tomó de las caderas y quedé en cuatro con mis nalgas frente a él. Desde esa posición siguió lamiéndome. Entonces sí tenía acceso a toda mi intimidad. Y lo aprovechó. No dejó un solo resquicio sin lamer, entre la unión superior de mis labios mayores, cerca de mi clítoris, hasta donde se unen mis nalgas casi al llegar a mi cintura. La sensación me provocó que comenzara a mover las nalgas de un lado a otro, “cacheteando” al viejito. Éste se dejo “castigar” por unos segundos. Después volvió a coger mis caderas con fuerza para detener el movimiento.
Esa manera de abrirme las nalgas y clavar la punta de la lengua en mi ano comenzaba a enloquecerme. De nuevo las palabras no dicen lo que estaba sintiendo. Se suponía que yo tenía todo bajo control y de nuevo olvidaba que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Otra vez había calculado mal...


-






-

Audio Podcast



-


-

2 Comentarios:

  • A la/s marzo 31, 2008 3:40 a. m., Blogger Baplun dijo...

    Me late que con la fuerza que inicio V3, no te hayan tomado fuera de la preparacion normal, ya dices que V3 logro escitarte algo, me imagino que VGT2 con su malda evidente haya llegado a ti con el mismo cerebro, todo sin decir nada de VGT1 que tambien te tiene sus deseos contralados hacia ti ademas de que sido el primero en estar contigo.

    Mi reina linda, cuidate mucho es ojala estos tres VGTes, se hayan comportado de acuerdo a su edad y te hayan tratado como la reina que eres.

    Bye.

     
  • A la/s marzo 31, 2008 3:46 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Baplun:
    Como siempre, mil gracias por tu comentario. =)
    Saluditos.


    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal