Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

martes, 31 de julio de 2007

"Velada intensa con gemidos estereo..."



Después de una malteada, la conversación de rigor y una que otra sonrisa, Marthis y yo cruzamos miradas y con ellas nos dijimos que ya era hora para que luego no se nos hiciera demasiado tarde y mis amigas no sospecharan nada.
Nos subimos al auto de uno de ellos. Yo iba en el asiento trasero y los cuatro íbamos conversando con toda la tranquilidad del mundo. Una cultura diferente. Las primeras veces que me tocó ir así con mis amigos, iba muy algo tensa y ellos eran quienes hacían la conversación para relajarme.
En este caso, el trayecto era más largo puesto que tomamos una autopista para salir de la ciudad y después de unos quince minutos, habíamos llegado a nuestro destino: La casa de uno de ellos. Eran mayores que nosotras así que ya vivían por su cuenta.
Durante el trayecto me asaltó la duda si Marthis les habría explicado exactamente de lo que se trataba o de que si ellos la hubiesen comprendido cabalmente. No me fuera a llevar alguna sorpresa desagradable o algún chasco.
Entramos a la casa y los muchachos nos invitaron una cerveza. Marthis me miró como preguntándome que hacer, después de todo la que tenía prisa era yo. Moví las pestañas como accediendo. Tampoco sería buena idea que pensaran que estábamos ahí por necesidad de sexo. La razón por la que yo estaba ahí, en realidad, era por probar algo que había quedado pendiente, hacía ya mucho tiempo y no para tener sexo por el sólo hecho de tenerlo.
De cualquier manera, no se cumpliría cabalmente mi deseo pero sería lo más cercano que podría estar en esas vacaciones, por lo tanto estaba decidida, aunque como ya dije, trataba de no aparentar ansiedad por hacerlo.
Nos tomamos la cerveza entre bromas y risas. Cuando Marthis y yo colocamos los envases vacíos en la mesita, se formó un corto pero pesado silencio. Después de todo, no es tan fácil ni para el hombre ni para la mujer dar el siguiente paso, es decir, se puede perder el encanto si la mujer es la que lo da y cuando los hombres son jóvenes no saben cómo darlo.
Para la falta de imaginación del hombre, la picardía y creatividad de la mujer. Marthis mencionó algo que el dueño de la casa tenía en su recámara y nos invitaron a verlo.
Fuimos los cuatro a la recámara y en pocos segundos, nos estábamos desvistiendo. Cuando el que estaba conmigo quedó desnudo, se la pude ver. Realmente parecía una víbora negra. Como era tan negro, su miembro no lo era más que él, sino igual. Le colgaba y campaneaba mientras se quitaba la ropa. Me dio un poco de miedo porque sabía que todavía le podía crecer más, aunque no tenía idea de cuánto…
Quedé desnuda y sentí la espalda de Marthis junto a la mía. Nos pusieron espalda con espalda. El chico se hincó frente a mí y comenzó a lamerme los genitales de manera muy directa. Hizo que arqueara mi espalda hacia adelante, de tal modo que Marthis y yo quedamos culo con culo y nuestras nalgas se presionaban mutuamente.
Como mis senos quedaron colgantes, me los agarró de lleno y metió mis pezones entre sus dedos para pellizcarlos. Logró excitarme bastante rápido.
Entonces, dejaron de hacernos oral y los chicos se pararon uno junto al otro. Me hinqué frente al que me la había mamado y que voy viendo ese tronco negro semi erecto, casi apuntando a mi nariz… Me armé de valor y lo comencé a chupar. Estaba un poco desconcertada, no decidía que técnica usar, hasta que por instinto, comencé a mamársela sólo para excitarlo y terminar de parársela. La tenía prácticamente igual de grande que el otro. De esos que después de un rato te duelen las comisuras de la boca de tanto que la tienes que abrir para entre.
Los gemidos de ambos chicos estaban a la par y en su máxima expresión cuando sentí un codazo de Marthis. Con una seña de su mano, me instruyó a que ocupara su lugar para ella hacer lo propio. El pene del otro ya estaba bastante erecto. Marthis también había hecho un buen trabajo.
Se la mamé de la misma manera que al primero… El concierto de bramidos de ambos machos estaba a toda su expresión. El chico al cual se la estaba chupando, se retiró de mí y se dirigió a un mueble. De un cajón extrajo un par de condones y con una seña, nos pidió que nos acostáramos en la cama. Marthis me lo dijo expresamente. Le pregunté como y me respondió que boca arriba.
Con la seña del negro y las escasas palabras de Marthis comprendí lo que debía hacer. Me puse viendo al techo y abrí las piernas lo más que pude. Vi al primer chico por entre mis senos y en medio de las piernas y con un pene tan duro que sólo le veía la cabeza abajo del condón. Me dio miedo, tanto que pensé muy rápido: Se la agarré y solita me la dirigí al orificio vaginal. Recuerdo que cuando ambos empujaron dentro de las respectivas vaginas que les tocaban, Marthis y yo soltamos un grito al unísono. A pesar del dolor, no se la solté. Cuando el chico me la metió hasta topar, le quedó de fuera gran parte de la verga, tanto así que toda mi mano la tenía agarrada y todavía le sobraba un poquito hasta la raíz.
Comenzó a moverse con fuerza casi desde el principio y yo no podía evitar que me lastimara mucho al topar. Todo lo que le agarraba de verga le quedaba de fuera cuando me la metía hasta el fondo.
Me hizo gritar, o más bien, nos hicieron gritar a todo pulmón. A pesar de que estaba lubricando muchísimo, el dolor no cesaba. Cuando más gritaba y movía las caderas buscando un ángulo donde me lastimara menos, me la sacó para ser reemplazada por la de su amigo. Éste chico era más enérgico aún. Comprendí porqué Marthis había estado gritando como loca. Era un pistón humano pero con un verdadero ariete entre sus piernas.
Me la sacaba toda aunque no puedo decir que me la metía toda. Me la metía hasta topar pero, lo hacía como con coraje, con rencor, con verdadera furia. Supongo que nuestros gritos los excitaron más.
Unos pocos segundos después, comencé a escuchar un sonido muy peculiar. Una especie de squirt o splash de cuando andas muy húmeda y al metértela con fuerza, sale a presión líquido vaginal. Pocos segundos más tarde estos sonidos ya eran estereofónicos, es decir, Marthis estaba pasando por lo mismo.
Esta sería una velada rápida pero muy intensa. En pocos minutos pasaría por varios estados de excitación de modo que ni me hubiese imaginado…

17 Comentarios:

  • A la/s julio 31, 2007 12:34 a. m., Anonymous baplun dijo...

    Mi niña, entonces el posible que el dolor pueda llega a excitarnos, o puede que la excitacion pueda provocar un dolor que no lo podamos sentir por la misma circunstancia, pero de todas maneras espero que hayas podido satisfacer tu inquietud, porque si el tamaño de los miembros de esos personajes era como lo describes pues no podria imaginar que duraran tu y tu amiga mucho rato mas.

    Mi niña, cuidate mucho...bye

     
  • A la/s julio 31, 2007 12:41 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

    ayayayay...

     
  • A la/s julio 31, 2007 2:19 a. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ se puede decir ke fue una relacion o acto de dolor y disfrute saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s julio 31, 2007 4:19 a. m., Blogger ((JaN!s...*)) dijo...

    y mi fantasia creceeeee... asi kien no kiere una pareja negra grrr...

    squiiiirt....!!!


    besos tina

    atte
    iooooooo

     
  • A la/s julio 31, 2007 5:16 a. m., Blogger Amor dijo...

    vida intensa, pues, espero que bien y sin mayores problemas
    un beso,
    amor

     
  • A la/s julio 31, 2007 10:03 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    baplun:
    Es difícil de explicar más allá de lo que plasmé en el blog.
    Saluditos.

    anónimo:
    Hola.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s julio 31, 2007 10:05 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    jatecha:
    Saludos hasta cd. del carmen.

    ((JaN!s...*)):
    Jajajaja. Jjaja
    Besitos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s julio 31, 2007 10:06 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Amor:
    Pues trataba de no buscarme problemas...
    Saludos.

     
  • A la/s julio 31, 2007 11:42 a. m., Blogger Zåirå dijo...

    Creo que no habia comentado desde hace unas dos semanas,pero no me pierdo la cronología ;)
    Saludos Tina.

     
  • A la/s julio 31, 2007 2:18 p. m., Blogger eLiZa:: dijo...

    Qué ganas de conocer a un chico que me haga lastime de tanto placer!! jaja Saludos.

     
  • A la/s julio 31, 2007 3:32 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Zåirå:
    Así es unas dos semanas...
    Que bueno que comentes de nuevo. =)
    Saludos.

    eLiZa::
    jajajaj. Bueno...
    =)
    Saludos.

    Gracias a ambas por sus comentarios.

     
  • A la/s julio 31, 2007 5:00 p. m., Blogger Belén dijo...

    Tina. las siguientes vacaciones las quiero pasar contigo... puedo????

    Mil besos guapa!

     
  • A la/s julio 31, 2007 6:49 p. m., Blogger ESPOSA DESESPERADA dijo...

    ay me imagino el dolor que sentiste pero no me imagino el placer de verdad yo me hubiera echado a correr que valiente de veras...ni siquiera se me antoja con un tipo de esos no creo aguantar...saludos y feliz martes

     
  • A la/s julio 31, 2007 7:37 p. m., Blogger Morgan dijo...

    wow,se ve rico pero a la vez eso si da miedo,dolor y wahhhhhggg,no,no,no....pero bueno quien te quita la experiencia no¿¿¿

    aparte era una espinita con la que no querias quedarte,....

    saludos y buen lunes

     
  • A la/s julio 31, 2007 9:01 p. m., Blogger l i l i t h dijo...

    Me acordé de la graciosa diferencia entre lástima y lastima.

    mal chiste pero enfático en el último de los sentidos.

     
  • A la/s julio 31, 2007 10:54 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Belén:
    Jajajaja. Claro!!! =)
    Mil besos a ti. =)

     
  • A la/s julio 31, 2007 10:57 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    ESPOSA DESESPERADA:
    Bueno, creo que sólo viviéndolo se puede saber... =)
    Feliz Noche de Martes.
    Saluditos.

    Morgan:
    Te doy toda la razón en todo.
    Valió la pena superar el miedo.
    Saludos.

    l i l i t h:
    Jajajajaa. A mi me parece muy adecuado y oportuno tu comentario. =)
    Saludos.
    Gracias a todas por sus comentarios.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal