Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

lunes, 7 de julio de 2008

"Certs o no Certs..."

-


Colgué con PonchI asegurándole que le volvería a llamar cuando fuera en camino. El problema que surgió en mi mente en el instante fue que Ross me estaba “exigiendo” que fuera a verlo recién bañada. Hubiese sido más práctico decirle a su hombre que me permitiera el baño antes del servicio pero esto le quitaría el “glamur”. Mientras me despedía de ella, pensé rápido y decidí ir a hacerle una visita “oral” a V.G.T.2. Así reforzaría la calentura en el viejito y, aduciendo mucho calor, le pediría que me permitiera bañarme.
Así fue. Pasé por afuera de la casa y, como probablemente no me esperaba, ya que era temprano, decidí tocar a su puerta. Afortunadamente me abrió y me recibió con gusto en su cara. Su bienvenida fue casi un clon de la que me daría PonchI un poco más tarde.
Nos sentamos en la sala y después de algunos besos, yo solita me bajé. Para no ser tan obvia, empecé a lamerle el pantalón por fuera, a la altura del paquete genital; Mientras tanto, V.G.T.2 estiró su mano y comenzó a acariciarme las nalgas. Poco a poco, y después de dejarle una manchita redonda de saliva, en ese estratégico lugar, comencé a bajarle el cierre del pantalón. Metí la mano, hurgué por entre la ropa interior, y se la encontré. Para ese momento, sus dedos se encontraban rascando mi área perineal. Se la saqué, y comencé a chupársela suavecito. Sabía que no se opondría a una mamada gratis, y para mí ya era terreno muy conocido. Ya me sabía de memoria sus pliegues y sus venas y dónde reaccionaba más al contacto de la punta mi lengua y de mis labios.
Esta ocasión, como la mayoría de las veces con él, la mamada no duró demasiado. Él mismo me pidió que cesara. Miré hacia arriba y, le guiñé un ojo denotando complicidad, a la vez que, condescendencia y empatía. Sacó sus dedos de mis genitales y ano, y me enderecé. Tomé una bocanada de aire y le sonreí. No recuerdo de qué hablamos, hasta que al final le toqué el tema de que hacía mucho calor. Cuando estuvo de acuerdo conmigo, le pedí que me permitiese bañarme. Accedió con la casi eterna condición de que lo dejara verme mientras lo hacía. Con gusto accedí con tal de lograr mi propósito.
Al terminar de bañarme, me pidió que separara las piernas, se hincó y me dio una lamida a lo largo de la vulva. Para mí, me había ensuciado. No podía bañarme de nuevo, así que otra vez pensé rápido y le pedí que me dejara sola porque me habían dado ganas de “hacer pipí”. Me limpié con papel de baño húmedo y mientras seguía sentada en la taza, busqué en mi bolsa algún lubricante de los que solía llevar, como mayonesa, etc. Pues sí, encontré un poco, pero entonces se me ocurrió algo más. En mi bolsa vi un empaque de pastillas para el aliento sabor a cereza, partí una a la mitad y mientras continuaba sentada la chupé por un ratito para que se suavizara. Al ponerme de pie, la volví a partir en dos mitades y las metí por entre mis labios mayores y menores, justo antes de ponerme el calzón. Con lo blandas que ya estaban y el calor del cuerpo, para cuando yo llegara con PonchI, se habrían fundido en mi vulva por completo, dándome una mejor “presentación”, mejor olor, mejor sabor, ante el amor de Ross.
Sabía que al despedirme de V.G.T.2 me besaría mucho, así que no me maquillaría en su casa; También me pellizcaría las nalgas y los labios mayores. Esto último ayudaría a acelerar mi propósito.
Todo sucedió como lo había previsto. Ya sólo faltaba dirigirme a la casa de PonchI.



-

8 Comentarios:

  • A la/s julio 07, 2008 4:29 p. m., Blogger Javier dijo...

    A parte de linda eres estratega...jejeje, bueno es que too lo tienes calculado y si algo llega de sorpresa rápidamente sabes tomar la decisión para siempre estar bien.

    Saludos Tina

     
  • A la/s julio 08, 2008 1:15 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

    yo sigo preguntandome como es que loslubricantes aceitosos que comentas usar no revientan el latex, segun las indicaciones son preferibles los de base de agua. jaja
    pero bueno saludos

     
  • A la/s julio 08, 2008 1:27 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Javier:
    Jajajaj. Pues siempre traté de defenderme como pude. =)
    Saludos.


    -

     
  • A la/s julio 08, 2008 1:29 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Anónimo:
    Antes que nada, ¿Cual es la gracia?
    Sí, yo no recomiendo que se haga nada de lo que que aquí describo. Me limito a contar mi cronología.
    Como que está bastante fuera de lugar este comentario...
    Saludos.


    -

     
  • A la/s julio 08, 2008 7:16 p. m., Blogger Baplun dijo...

    Tina cada vez me encantas mas de los estoy, los fluidos corporales son el lenguaje del cuerpo, el cual no puede ser ocultado ya que por mas que nos negemos estos nos delataran, el que otra persona logre extraernos fluidos con o sin consentimiento, es algo que de una manera u otra es magico, nuestros cuerpos reaccionan contrayendose sin contro, movimientos involuntarios sutiles, suaves, ricos, deliciosos. Esa es la manera que nuestro cuerpo habla.

    Te Adoro diosa de mis suños, niña de vida, Cuidate mucho. Bye.

     
  • A la/s julio 08, 2008 10:07 p. m., Blogger blogger user dijo...

    ¡saborizado!

    buena idea xD

     
  • A la/s julio 09, 2008 1:42 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Baplun:
    Cierto. Los fluidos nos delatan... =)
    Gracias!
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s julio 09, 2008 1:42 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    blogger user:
    Sí, con frecuencia me dio buenos resultados... =)
    Saludos.



    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal