Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

miércoles, 1 de agosto de 2007

"Dolor, lágrimas, placer... Nueva experiencia cumplida"



Este segundo chico siguió moviendo su cadera tan atrás como podía para después empujarla hacia adelante buscando causarme el mayor dolor posible. Cuando menos así lo recuerdo en retrospectiva, no creo que se moviera así para causarse placer sino para causarme dolor. Para este momento, yo le apretaba la verga lo más que podía, aunque mis esfuerzos de aminorar los impactos eran inútiles.
De repente se detuvo. Iban a cambiar posiciones de nuevo. Ya estaba muy aturdida por el dolor así que no se la solté a tiempo y cuando jaló para sí casi me traigo todo el condón con la mano.
Hicieron el switching varias veces. Ambos fueron toscos, rudos, enérgicos, aunque más el segundo chico. En una de esas veces, cuando yo ya había logrado un orgasmo, nos las sacaron y nos pidieron que nos pusiéramos en cuatro. En esta postura nos cogieron haciendo cambios unas dos veces nada más. Recuerdo bien que lo último de esta posición fue que quedé con el segundo chico que no se conformaba con metérmela hasta topar con el rencor antes mencionado, sino que me tomaba de las caderas y me jalaba hacia sí, para que el impacto de la punta de su verga en el fondo de mi vagina fuera aún mayor.
Ocurrió algo a lo cual en el momento no le presté atención. Ambas estábamos gritando descompuesta y sonoramente mientras nos cogían de a perrito. Marthis le dijo a su compañero que era suficiente. Ya no podía, le estaban escurriendo las lágrimas por las mejillas.
El que estaba conmigo me pidió que me recostara sobre mi estómago, pensé que simplemente lo harías de ranita y ya. De nuevo estaba equivocada. Se acostó sobre mí, sí, como para ejecutar esa posición pero se recostó sobre su lado derecho y me jaló para que yo también quedara de costado dándole la espalda. Era una posición que yo casi nunca había probado. Me gustó la idea porque las nalgas no le permiten al hombre metértela toda. Por decirlo de alguna manera, sirven de colchón o de protección.
El negro se movió algunas veces causándome mucho placer, sí me la topaba pero, de verdad mis nalgas me servían de algún tipo de bloqueador. Entonces, el primer chico se recostó de costado frente a mí. El de atrás seguía moviéndose y el de enfrente se preparaba a penetrarme. No me dio miedo, me dio pavor. Lo primero que pensé sería que me harían sándwich para una doble penetración. No tengo nada en contra de las dobles penetraciones, sin embargo, no estaba dispuesta a tener sexo anal.
Levanté un poco la cabeza para ver a Marthis que se había colocado a mis pies como para tener mejor ángulo visual y algo le dije respecto a que no quería que me la fueran a meter por el ano. Recuerdo muy bien su reacción. Me enseñó las palmas de ambas manos y repitió suavemente la palabra “no” varias veces. Lo dijo de tal manera que me daba a entender que ellos no tenían esa intención y de que me relajara, como si ya hubiera pasado por esa experiencia con ellos o como si se hubieran puesto de acuerdo los tres de antemano respecto a lo que me harían.
No muy convencida dejé seguir el transcurso de las cosas. A cada empujón del de atrás, le seguía un grito mío, no eran realmente gemidos sino verdaderos gritos. Súbitamente, se detuvo, comencé a sentir como su pene se deslizaba fuera de mí sin perder la dureza. Cuando me la sacó toda, me tomó de las nalgas y me las abrió hasta causarme escozor en el ano, entonces el chico que se encontraba frente a mí, se me pegó más, se tomó la base del miembro y con la punta buscó mi orificio vaginal. Cuando lo encontró, me la fue metiendo poco a poco. También me topó pero esta otra posición tampoco permite que la penetración pueda ser demasiado violenta y franca.
Me abrazó por completo como para aprisionarme y empezó a moverse mientras me lamía el cuello y el oído. Mientras todo esto pasaba, comencé asentir que me penetraban el ano. Era una sensación conocida, así que no me alarmé más que al principio. Se trataba de un dedo. Por el grosor lo comprendí. El chico lo movía como si me explorara por dentro. Sus movimientos eran circulares. Tanta sensación me hizo explotar. Mi cerebro estalló en un orgasmo que me arrancó varios gritos acompañados de una abundante cantidad de lágrimas.
A partir de ese preciso instante, no pude dejar de llorar. Después de un par de minutos más de esa moción verga-dedo vagina-ano, se detuvieron y lentamente comenzaron a sacarme sus respectivos apéndices. Entonces me pidieron que me volteara para quedar frente al segundo chico y darle la espalda al primero. Así lo hice. Aquel, poco a poco comenzó a penetrarme y una vez que lo logró, hizo lo mismo que su amigo, me abrazó para aprisionarme y lamerme el cuello. Acto seguido, su compañero me abrió las nalgas y metió su dedo en mi ano.
Seguí llorando aunque comprendí que de nada serviría pedirles que se detuvieran. No muchas veces en mi vida me he sentido tan húmeda, no sólo del cuerpo sino hasta de la cara. Una cosa es que sudes de todo tu cuerpo y otra que entre el sudor, las lágrimas, la saliva de ellos y la propia tu cara esté empapada. De esta manera alcancé mi segundo orgasmo, esta vez más ahogado y menos enérgico que el primero.
Los negros me habrán visto que ya no podía más. Se detuvieron y me sacaron pene y dedo respectivamente. Sin hablarme, me voltearon boca arriba y el segundo chico se hincó a los lados de mi cabeza, mientras que el primero hizo lo propio pero entre mis piernas. Éste me tomó de las corvas y me levantó las extremidades lo más que pudo hasta que el que estaba en mi cabeza lo relevó, es decir, me tomó de las corvas para que el otro me soltara.
En esta posición, prácticamente lo único que lograba ver eran los huevos del que estaba en mi cabeza y quizá un poco su verga que con los empujones que yo estaba recibiendo me rozaban la nariz y la barbilla.
Comprendí que el propósito de esta nueva posición era la de que ellos terminaran y que ya sería lo último para mí, así que aguanté, llorando pero aguanté.
El chico que estaba dentro de mí se movió como máquina electrizada hasta que con un grito que me aturdió los tímpanos, logró la eyaculación. Me la sacó e inmediatamente me tomó de las corvas para que no bajara mis piernas y el otro muchacho se colocara en medio de ellas.
La historia se repitió. Este otro chico, se movió dentro de mí usando mi vagina únicamente como una herramienta para lograr la eyaculación. Yo estaba totalmente inmóvil debido a como me tenían entre ambos. El pene del chico que acababa de terminar dentro de mí y ahora tenía sus rodillas a los lados de mi cabeza, seguía emitiendo chorros de semen que caían sobre mi cara, desde la barbilla hasta la nariz.
Con la violencia y energía de este último volví a llorar con fuerza hasta que por fin terminó y me callé.
Durante el trayecto de regreso a mi hotel, los chicos nos pidieron que nos volviéramos a ver. Les dije que sí, aunque ya estaba a punto de regresar a mi ciudad junto con mis amigas pero, no quise discutir con ellos. Ya en el hotel se lo aclaré a Marthis, quien estuvo de acuerdo y le pareció acertada mi decisión. El haber llorado tanto, hizo que se me hincharan los ojos, el pretexto ideal para decirles a mis amigas cuando regresaran al hotel que me estaba dando gripa. Así que me enfundé en una piyama, me recosté en la cama, ya se me había secado bien el cabello porque nos habíamos bañado en la casa aquella y, me tapé.
Ahora sólo faltaba esperar a que llegaran mis amigas, probablemente eufóricas por haber visto la película de culto de más fama en el mundo y todo lo que rodea cada una de sus funciones. La vulva me punzaba pero estaba más que determinada a darle descanso, a pesar de los pesares, incluyendo a la rusa.


-

23 Comentarios:

  • A la/s agosto 01, 2007 12:10 a. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ lo repito nuevamente fue para ti dolor y placer esta realcion saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s agosto 01, 2007 1:17 a. m., Blogger ((JaN!s...*)) dijo...

    aaaaaaaaaaaaaaah..... que riiiiicoooooooo!!!! esos dolores k te kedan despues de tener una sesion maratonica son feos pero ricos a la vez ooh si

    saludos y besos tina

    atte
    io

     
  • A la/s agosto 01, 2007 1:56 a. m., Blogger Mikel dijo...

    De nuevo por estos lares, y encantado otra vez de poder disfrutar con tus sex-periencias.
    No creo que en tus relatos debas ser parca o comedida, tan solo es cuestion de narrarlo con delicadeza.
    Besos.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 3:16 a. m., Blogger ANA PAO dijo...

    en verdad q a veces el dolor da placer...... me encataria experimentar lo q tu ya has hecho, no me quiero quedar con las ganas

     
  • A la/s agosto 01, 2007 7:17 a. m., Blogger Real-X dijo...

    vaya arremetida que les dieron y que aguante tienes ya quisiera encontrar a alguien con esa resistencia, bueno hay alguien pero aún no hemos podido comprobar si me aguantará toda una noche, muchas veces vengo más de una vez a tu blog, porque eres de las poca que sí contestas comentarios y a veces amerita una réplica pero a veces no dejo comentario

    saludos

     
  • A la/s agosto 01, 2007 10:17 a. m., Blogger Belén dijo...

    No me gusta cuando hacen daño...no me gusta....el sexo es placer, no dolor...

    Ya lo siento amiga...

    Besos!

     
  • A la/s agosto 01, 2007 10:53 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    jatecha:
    Asi es.
    Saludos.

    ((JaN!s...*)):
    Jajajaja. Tú sí sabes. =)
    Besitos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 10:55 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Mikel:
    Gusto en verte por acá de nuevo.
    Me parece que no entendí el sentido de tu comentario.
    Saludos.

    ANA PAO:
    En ese caso no te las quedes...
    Busca hasta encontrar y poder hacerlo. =)
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 11:02 a. m., Blogger Ninived dijo...

    no es la mejor forma de terminar unas vacaciones pero si lo has disfrutado aunque hubo dolor sera algo que no te quedaste con las ganas de probar, y mucho mejor es arrepentirse por lo que hiciste que por lo que dejaste sin hacer!!!!!


    Saludos

     
  • A la/s agosto 01, 2007 11:02 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Real-X:
    Bueno, conste que esto que describo, no fue toda una noche... Fue un ratito...
    Gracias por venir varias veces y comentar. Como ya lo he dicho, me estimula.
    Saludos.

    Belén:
    Era una experiencia que no era para todos los días... =)
    Besos!

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 11:26 a. m., Anonymous La plus belle dijo...

    Hola Tina:
    Ya tenia un buen ke no estaba por aki, pero pues ya me puse al corriente y vaya sorpresa que me llevé...waoooo y mil veces waoooo...ke super experiencia, la verdad me encantaria tener una experiencia asi, aunke claro detiene un poco el dolor pero creo ke vale la pena...siiiii. aunke lo malos es ke kiza sea dificil conseguir un "ekipo" así....Tina te tengo ke conocer para ke me ayudes hahahahaha. Saludos

     
  • A la/s agosto 01, 2007 11:35 a. m., Anonymous sir abraham dijo...

    Tina si que tu sabes aprovechar el tiempo mira que terminar con dos negros bien dotados al final de tus vacaciones no cualquiera chica presume eso...

    saludos

     
  • A la/s agosto 01, 2007 12:22 p. m., Anonymous baplun dijo...

    Mi niña, te puedo decir que todo lo que has narrado me ha dejado sudado por igual, ha sido excitante, aclarame por favor si quedaste con dolor por la accion de los dedos, y te felicito por lo arriesgada que eres.

    Mi niña, cuidate mucho....bye.

    P. D. continuo rendido a tus post.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 2:31 p. m., Blogger Morgan dijo...

    HAYYYYYYYY.mujercita esta vez me dejaste pasmada, y en unshock cerebro-orgasmico,que rico,pero tanta lagrima no me agrada,...

    pero bueno, los negros si que tiene sus delicias y mañas....wow..ni hablar...riquisimo...
    saludos,..muchos

     
  • A la/s agosto 01, 2007 5:23 p. m., Blogger Solitude dijo...

    Pues de verdad que mararon jejejeje....

    me da gusto estar de vuelta por estos lugares aunque mi situacion sigue cambiando drasticamente no hay mas que echarle ganas y leer y leer

    Saludos...

     
  • A la/s agosto 01, 2007 6:10 p. m., Anonymous chica de al lado dijo...

    hola Tina, de nuevo por aqui comentando... a mi tambien se me antoja con dos negros pero sin tanto dolor y lagrima, jaja pero la experiencia y el no quedarse con ganas es lo que cuenta! y a Mark no lo viste en este viaje, bueno para terminar lo que quedo pendiente?
    Saluditos!

     
  • A la/s agosto 01, 2007 6:23 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Ninived:
    Sabias palabras las tuyas.. =)
    Saludos.

    La plus belle:
    Sí, vale la pena como experiencia y lo físico, o negativo se quita en un par de días y los recuerdos quedan para siempre...
    Sé que es difícil encontrar al personal adecuado pero... Como he dicho antes, la que busca encuentra... =)
    Saludos.

    Gracias a ambas por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 6:26 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    sir abraham:
    La verdad es que mucho tiene que ver el planear de antemano, y claro, un poco de suerte de que Marthis conociera personas de esas características...
    Saludos.

    baplun:
    Lo que los dedos dejan "ahí atrás" es una sensación de que todavía están aún después de varias horas, no tanto el dolor.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 6:29 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Morgan:
    Dices que tanta lágrima no te agrada... Creo que apenas que lo vivieras para ver si a tiempo pasado te agradaría o no .. =D
    Sí.. Son unas ternuritas.. =)
    Saludos.

    Solitude:
    No sé que es "marar". Espero de verdad, que se te arreglen tus problemas.
    Saludos.

    chica de al lado:
    Dicen en inglés... "No pain, no gain"...
    Sí vi a Mark, incluso se lo presenté a mis amigas pero no hubo tiempo para más... Ya eran nuestros últimos días de vacaciones.
    Saludos.

    Gracias a todos por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 7:59 p. m., Anonymous Crista dijo...

    y en la ultima etapa marthis nomas se quedó observando ... o es que el observar tambien te puede generar el mismo placer ... interesante relato.

    Saludos.

     
  • A la/s agosto 01, 2007 9:23 p. m., Blogger Morgan dijo...

    eso si mi queridisima...mejor no digo nada ya que algun dia podria sucederme,...pero lo mejor fue que la espinista la sacaste...

    saludos y estamos en contacto

     
  • A la/s agosto 02, 2007 12:36 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Crista:
    Lo que creo es que ella me dejó el "honor" de atender a los dos chicos. Después de todo, ella podía hacer eso en cualquier momento y yo regresaba a casa.
    Saludos.

    morgan:
    Gracias. Aunque no me la saqué del todo. En el siguiente post explico por qué. =)
    Saluditos.

    Gracias a ambas por sus comentarios.

     
  • A la/s agosto 15, 2008 8:24 a. m., Anonymous Jor dijo...

    Tina Marie

    Deliciosa experiencia. Es una lástima que no la hayas podido disfrutar al 100% debido a que los chicos no supieron del todo bien llevar tus tiempos y excitarte lo suficiente antes de penetrarte y así no causarte tanto dolor. Suele pasar con los jóvenes son demasiada experiencia. De todas formas, una experiencia digna de envidia
    Beso

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal