Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

viernes, 4 de abril de 2008

“No es facil pero al leerlo parece más dificil...”

-


Una vez que se había salido, permanecí inmóvil, quizá por inercia. Situación que V3 aprovechó para meterme un dedo en el ano. Preferí no quejarme y volver a gemir. Ya estaba muy húmeda, además de que el hombre se empapó su dedo en mis genitales, así que, no me causó un gran dolor; Sólo el placer que conlleva. Algo se dijeron entre ellos. No recuerdo que fue, sólo que rieron. El viejo comenzó a “cogerme” con su dedo en mi ano e, instintivamente, cogí la base de la verga de V.G.T.2 y comencé a jalársela.
Como ya mencioné, yo ya estaba muy húmeda y el anfitrión, la tenía tan parada como podía estar. El escenario estaba listo para mi segundo servicio con ellos. Me pidió que me pusiera en cuatro. Tomé el otro condón del buró y, así lo hice. Se lo puse y, bajé la cabeza, esperando su penetración. No hubo tal. En vez de eso, sentí un dedo en cada uno de mis orificios. Ambos viejitos me estaban dedeando. No demoró mucho. En unos instantes, V.G.T.2 exclamó de manera festiva: “Ya está tan cochina como me gusta”. Luego agregó algo en referencia que si no me la metía en el momento, se le iba a bajar. Me sacaron los dedos y levanté el culo, pensando que ya me la iba a meter pero, me pidió que me volteara para hacerlo estilo misionero. Ahora creo que de a perrito sería demasiado esfuerzo para él y, que de misionero se le facilitaba más.
Me coloqué de misionero, aproveché para revisar su condón, el cual estaba en su lugar. Y, al igual que a su amigo, puse la punta en la entrada de mi vagina. “Vente chiquito”, le dije para excitarlo más. Su miembro resbaló suave y cómodamente dentro de mi vagina. Comenzó a moverse, tal y como sabía: Despacito, sin prisa, haciéndome sentir cada centímetro de su verga. Sentí como me iba escurriendo el líquido vaginal en su descenso hacia las nalgas, a la vez que entre mis propios gemidos, escuchaba lenguaje sucio por parte de ambos viejitos. Lo único que recuerdo es que me preguntaban si me estaba gustando y, como podía les respondía con un gimiente, “¡Sí!”.
El último par de minutos transcurrió con esa misma tónica a excepción de que V.G.T.2 me pegó un beso en la boca, la cual no me soltó, incluso cuando comenzó a acelerar el ritmo. Cuando me vine, traté de gritar pero, el abrir más mi boca, le facilitó las cosas para meterme la lengua más al fondo, ahogando mi desahogo. Supongo que en ese lapso, el hombre que estaba de espectador, continuó con su lenguaje sucio. Yo no recuerdo nada y no sé si mi cliente pudiese haberlo escuchado.
Cuando más acelerados estaban sus movimientos, súbitamente se detuvo, me la sacó, se hincó y con la verga en su mano, mirándome a los ojos, me preguntó: “¿Te los echo?”. No tuve mucho tiempo para pensar, aunque quizá por instinto, vi ese hecho, como otro factor más para engancharlos como clientes asiduos, así que, tímidamente, asentí con la cabeza. Se sacó el condón y comenzó a masturbarse hasta que vertió su contenido en mi monte de Venus. Luego, tratando de embarrarme las últimas gotitas, me restregó los labios con la punta del miembro.
En eso estaba cuando vi que se le acercó V3. Primero no vi lo que traía en la mano. Después noté que se trataba del condón con el que me había cogido. Al igual que su amigo, vació el contenido del globito en los pelos de mi pubis. No quise discutir. Los dejé ser y hacer. Una vez que acabaron el “vaciamiento”, me pidieron que yo misma terminara de embarrarme con los dedos. No objeté, aunque en ese momento pensé que sería más erótico para ellos, hacerlo ellos mismos. Con el tiempo y con la experiencia, ahora sé que no lo hicieron ellos para no embarrarse los dedos con semen del otro. Esa especie de asco que se tienen entre hombres, aunque sean muy amigos...
Comencé a hacerlo y ambos viejitos se volvieron a excitar. Conforme describía círculos con mis dedos en mi pubis, embarrándome los pelos, ellos gritaron varias veces “¡Sí! ¡Sí!”. Hasta que uno de ellos dijo: “¡Más abajo, por toda tu panochita!”. Le di gusto. Me llevé los dedos hasta la parte más baja de mis labios, por ambos lados y, el otro gritó: “¡A ver si te alcanza para que te embarres los pelitos del culo!”. Traté de darles gusto hasta donde alcanzó la materia prima que ellos me habían dado.
Después nos fuimos de nuevo a la sala. Me pidieron que permaneciera desnuda mientras que ellos ya se habían vestido. No objeté, aunque sí pregunté de nuevo si no había riesgo de que alguien entrara. V.G.T.2 me dijo que nadie tenía porqué llegar en ese momento y que de todos modos la puerta tenía candado y pasador y, que en todo caso, yo me fuera a encerrar al closet de la recámara y ya. Me satisfizo la idea.
Estuvimos una media hora más en la sala. Trataron de cachondearme con picardías y, lenguaje sucio pero, en realidad fue al revés. Les resultó contraproducente. Todas las picardías dichas por ellos y contestadas por mí, les hizo volver a tener ganas pero, obviamente no podían. Sus mentes querían, sus cuerpos no podían. La ventaja de estar con viejitos. Valía la pena hacerles tantas concesiones...


-

Audio Podcast


-

Por favor, vota en la encuesta que se encuentra en la barra de la derecha. Te tomará menos de un minuto. Gracias.

-

4 Comentarios:

  • A la/s abril 04, 2008 3:36 a. m., Blogger Luna dijo...

    Hola Tina!!
    Aqui me tienes las madrugadas escuchando tus relatos,que a decir verdad,no son de calidad excelente,pero son muy buenas,ya que le das enfasi a ciertas situaciones,que como ya comentarón,nos pone la mente algo cachonda!
    Saludos!

     
  • A la/s abril 04, 2008 3:44 a. m., Blogger Baplun dijo...

    El final del acto me parecio increible, te puedo decir que hasta cierto punto envidio a cualquiera de ellos por haber tenido la oportunidad de ese grandioso momento contigo.

    Me parecio genenial la parte donde dices "le facilitó las cosas para meterme la lengua más al fondo, ahongado mi desahogo", seria como dijo ricardo montaner "subir a los mas profundo", romanticismo erotico.

    Cuidate mucho mi niña linda. Bye.

     
  • A la/s abril 04, 2008 7:23 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Luna:
    Me alegra oír que, a pesar de no ser profesional en eso, te gusta el audio. =)
    Saluditos.


    -

     
  • A la/s abril 04, 2008 7:24 a. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -


    Baplun:
    Gracias. =)
    Saluditos.


    -

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal