Tina Marie

Diario íntimo de una mujer joven ex prostituta

jueves, 18 de octubre de 2007

Cortesías gratis y con varios...

-



Ross al llegar saludó a todas y les dijo que regresaríamos en un momento, caminamos por un andador y cuando estuvimos lejos me dijo que me llevaría a donde guardaría mi dinero y recibiría servicios mientras trabajara, iríamos a la tienda y que con el dueño podía dejar el dinero “extra” y recibir llamadas, le pregunté el porque del secreto y respondió que no quería que las otras supieran, que casi todas tenían quien les proporcionara apoyo en el vecindario, que lo más útil era que si conseguía clientes podía darles el numero de la tienda y me darían los recados, le pregunte por el precio del servicio y volteó a verme pidiéndome que no fuera ingenua y solo solté un inaudible “uh” como respuesta, que pensara que con esa persona había que coger diario sin cobrar y aclaro que con nadie se cogía diario gratis, que los hombres de su edad cogían una vez al día ya que tenían a varias, que Melgas y DonRa las tenían a todos una o dos veces por semana y que el de la tienda “le daba servicio” a ella y unas más, que no me preocupara y comento que lo que hacía era dar nalgadas, pellizquitos y pedía mamaditas, agasajos ligeros y que por ser nueva los primeros días no me soltaría así que “ahora te llevo directita al matadero” dijo soltando una carcajada y una picardía, ese era el carácter que había cautivado a PonchI y a muchos más.

Caminamos en silencio que fue roto por ella cuando dijo “a este güey le puedes bajar muchas cosas si te dejas picar la cola te da o le pides y te lo da sin chistar es bien caliente el pinche viejillo”, la escuche mientras miraba el negocio que crecía frente a mi vista mientras nos acercábamos, metros antes me preguntó si había ido con Tontón y le dije que no, me respondió que seguro me estaba esperando y volvió a reír en la entrada, entramos y un hola jocoso se dejó escuchar por todas partes, era un saludo entre personas que se llevan bien, Ross extendió los brazos y hasta intento abrazarlo, él le dijo que había reconocido su risa a lo lejos, él sacó medio cuerpo del mostrador y Ross se acercó hablándole en voz baja mientras él la abrazaba acariciando su espalda y ella apoyaba sus manos en su clavícula sonriendo abiertamente, me dio la espalda y se besaron en la boca, se paro de perfil y me pidió que me acercara para presentarme con él y lo llamaré “Don Abarroto”, hombre de unos cincuenta años, de frente amplia con entradas pero con cabello abundante y blanco peinado hacia atrás, de complexión robusta y piel muy blanca, era agradable con facilidad de palabra con lenguaje fluido, todo indicaba que era de buen carácter, eso facilitaría mi trabajo en caso dado, por estar pendiente de Ross y de Don Abarroto no había notado que en la esquina del mostrador estaba un joven que parecía ser su empleado.

Mientras tomaba a Ross por la cintura ella le decía que era su amiga querida y que si no tenía inconveniente en apoyarme como lo hacía con ella, él me miro a los ojos y Ross bajó el volumen diciéndole “en las mismas condiciones” que a mi y ella te pagara de la misma manera. El semblante risueño de Don Abarroto se hizo serio y libidinoso con delito y lujuria y dijo que todas las amigas de Ross eran sus amigas, que con mucho gusto me daría la mano, en lo que se me ofreciera estoy a tus órdenes, no dudes en pedir, mientras lo decía Ross rodeaba su cuello con su mejilla muy cerca, me guiñó un ojo en señal de complicidad dándome a entender que todo iba bien, el tipo dijo que si sentía cansancio podía ir y tomar una gaseosa en privado, que había donde estar para que sus clientes no nos vieran, intente verme coqueta y mujer de mundo dándole las gracias y mi mejor sonrisa, Ross me pidió que le diera mi dinero y el dijo que cuando lo quisiera se lo pidiera, llamó a su empleado y le pidió que se encargara del negocio, Ross me miró y con aire de clandestinidad me pidió que la siguiera detrás del mostrador, se acercaba la hora de pagar las atenciones, así lo había aceptado pero me pregunté, acaso se tratara de un trío...

-

14 Comentarios:

  • A la/s octubre 18, 2007 12:52 a. m., Blogger Tanux dijo...

    Chispas!

    Si que hay que tener condición pa'l negocio!

    ¡qué aguante mujer!

    Apenas un día y ya tantas historias ¡y lo que falta!

     
  • A la/s octubre 18, 2007 12:53 a. m., Blogger Belén dijo...

    Bueno días bella!!!! bueno, para ti serán noches me imagino! :))))

    Feliz miércoles!

    Gracias por tus comentarios tan amables :))))

     
  • A la/s octubre 18, 2007 1:40 a. m., Blogger jatecha dijo...

    ajua¡¡¡ hasta para follar hay ke tener buena condicion saludos desde cd del carmen

     
  • A la/s octubre 18, 2007 5:56 a. m., Blogger juan rafael dijo...

    Si hay que ser jefe, porque mira el joven...

     
  • A la/s octubre 18, 2007 9:10 a. m., Blogger Kal dijo...

    Es cierto...lei varios de jalon y no me habia dado cuenta de ese hecho.

     
  • A la/s octubre 18, 2007 1:44 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Tanux:
    Y no era el primer día que trabajaba así =)
    Aunque también hay días muy flojos... Es cosa de suerte, en especial cuando empiezas y todos quieren "conocerte".
    Saluditos.

    Belén:
    Feliz día para ti también. =)
    Gracias a ti. =)
    Besos !!!

    Gracias a ambas por sus comentarios.

     
  • A la/s octubre 18, 2007 1:45 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    jatecha:
    Para todo en la vida es mejor tener buena condición... =)
    Saludos hasta cd. del Carmen.

    juan rafael:
    Hola.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     
  • A la/s octubre 18, 2007 1:45 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Kal:
    Hola.
    Saludos.

     
  • A la/s octubre 18, 2007 1:57 p. m., Blogger Javier Villegas dijo...

    Vaya ritmo de trabajo, el que te ha tocado esta vez, y mas cuando se está conociendo la clientela.

    Ya veré en que sigue tu historia con Don Abarroto y Ross.

    Besos

     
  • A la/s octubre 18, 2007 7:38 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    Javier Villegas:
    Pues sí... Vaya ritmo de trabajo!!!
    Saludos.

     
  • A la/s octubre 18, 2007 9:11 p. m., Blogger Baplun dijo...

    Mi niña, me parece buena idea esa de haber guardado tu dinero en manos de alguien recomendado por tu amiga, ya que una chica como tu andando con $$ en la calle, y tal ver alguien observandote, pudo haber sido muy peligroso ademas si no lo tenias contigo, pues no tenias en que gastarlo, me gusta la manera que tenian en tratarse tu y Ross, se ve que la amistad en ese momento fue muy sincera, "Espero que aun continue asi", y con desespero espero el desenlace de esta narrativa la cual nos dejas con la babita en la boca.

    Mi niña, te extrañe mucho mientras estaba fuera de la conexion, Cuidate mucho. bye.

     
  • A la/s octubre 18, 2007 11:29 p. m., Blogger Juan Diaz dijo...

    saludos siguiendo como siempre tus relatos

     
  • A la/s octubre 19, 2007 12:43 a. m., Blogger Alfredo Carrera dijo...

    Acabo de llegar, pero vaya que sí la redacción de inicio es re-buena, sé que encontraré maravillas, estaré regresando. Saludo

     
  • A la/s octubre 19, 2007 8:26 p. m., Blogger Tina Marie dijo...

    -

    Juan Diaz:
    Muchas gracias.
    Saludos.

    Alfredo Carrera:
    Bienvenido.
    Me alegra que te haya gustado mi cronología.
    Saludos.

    Gracias a ambos por sus comentarios.

     

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal